OMS: la pandemia "se acelera", pero aún hay salidas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Martes 24 de marzo de 2020. Ginebra. La pandemia del Covid-19 se acelera pero su trayectoria puede modificarse, advirtió ayer la Organización Mundial de Salud (OMS), cuando más de una quinta parte de la población mundial, unos mil 700 millones de personas en 50 países, está confinada en su casa para luchar contra la propagación del coronavirus.

Más de 300 mil casos de contagio del Covid-19 han sido registrados hasta ayer. Es desgarrador. La pandemia se acelera, pero podemos cambiar su trayectoria, declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La epidemia tardó 67 días en llegar a los 100 mil contagios, 11 más para alcanzar los 200 mil y sólo cuatro días después se llegó a los 300 mil casos, precisó, en una conferencia de prensa virtual desde Ginebra.

Tedros condenó la administración de medicamentos a los pacientes infectados antes de que la comunidad científica compruebe su eficacia, luego de que algunos países empezaron a tratar a sus enfermos con medicinas para la malaria o el VIH.

A escala global, hay 381 mil 293 contagios, 16 mil 572 muertes y 101 mil 344 recuperados, de acuerdo con el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Numerosos países están reforzando sus medidas de emergencia frente a la pandemia, desde el confinamiento estricto hasta el cierre de fronteras.

Italia registró por segundo día consecutivo un descenso en el número de muertos y contagios, aferrándose a la esperanza de una ralentización de la propagación pese a que la península superó 6 mil 77 muertos y 63 mil 927 casos.

Las autoridades italianas informaron ayer que el virus provocó 602 decesos, una cantidad menor respecto a los 793 de hace dos días.

Catorce aviones militares rusos llevaron a Italia a unos 100 especialistas militares rusos y equipos para ayudar en la lucha contra el coronavirus, informó el Ministerio de Defensa ruso.

Francia, con 860 muertos y 19 mil 856 contagios, ordenó el cierre de los mercados al aire libre, con excepción de algunos pueblos donde no hay otras cadenas de suministros de alimentos, y limitó las salidas de los ciudadanos para hacer ejercicio físico.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, declaró una cuarentena, al menos de tres semanas, para toda la población con el objetivo de combatir la propagación del coronavirus. Sólo se podrá salir por realizar compras, trabajar y ejercitarse.

A partir de esta noche debo dar a los británicos una instrucción muy simple: deben quedarse en casa, afirmó Johnson en un mensaje a la nación, que registra 335 muertos y 6 mil 650 casos.

Un grupo de voluntarios estableció un servicio de entrega de alimentos gratuitos a enfermeras y otros empleados médicos de primera línea en el Hospital St George’s en Londres.

La canciller alemana, Angela Merkel, dio negativo en la primera prueba de coronavirus, informó el vocero del gobierno, Steffen Seibert. Merkel entró en cuarentena domiciliaria el domingo luego de estar en contacto con un médico que dio positivo al virus.

Rusia informó de la llegada de un avión militar ruso cargado con 25.5 millones de mascarillas procedentes de China. Austria, Hungría y Ucrania también recibieron millones de mascaras chinas.

La crisis seguía amainando en China, que registró este martes 81 mil 171 contagios y 3 mil 277 decesos.

Autoridades de la ciudad de Wuhan, donde estalló el brote a finales del año pasado, dijeron que están permitiendo que los residentes tengan un movimiento limitado mientras relajan gradualmente el cierre impuesto desde el 23 de enero. Tras cinco días consecutivos sin contagios locales, Wuhan registró un enfermo de Covid-19.

Al menos 700 millones de personas están bajo medidas de confinamiento en algunas regiones de India, entre ellas Nueva Delhi, la capital, y la megalópolis Bombay, para luchar contra la enfermedad.

La gigantesca red ferroviaria india, columna vertebral del sistema de transporte público, dejó de funcionar, al igual que los autobuses interregionales.

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, declaró que Estados Unidos debería levantar las sanciones si quiere ayudar al país a combatir la enfermedad, que ocasionó alrededor de mil 800 muertes y más de 23 mil casos.

El secretario de Estado estadunidense, Mike Pompeo, acusó al gobierno iraní de inventar una conspiración, y afirmó que las sanciones estadunidense no afectan la importación de comida, productos sanitarios y medicina, luego de que el ayatolá Ali Jamenei rechazó antier ayuda ofrecida por Washington y retomó versiones que responsabilizan a Estados Unidos de haber creado el peligroso coronavirus.

Un total de mil 436 casos del nuevo coronavirus se reportaron en 43 países africanos, indicó el Centro de Control y Prevención de África. El continente se prepara para su confinamiento.

Últimas noticias