Comienza el lunes venta de boletos para la rifa del avión

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El próximo lunes saldrán a la venta los boletos para la rifa del avión presidencial, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ayer mismo adquirió el primero de los cachitos.

Durante la conferencia de prensa matutina ratificó que desde la cena con los empresarios, éstos hicieron el compromiso de adquirir, hasta ahora, la mitad de los boletos; ya están adquiridos, vamos a decir, de palabra, y la palabra es ley, más que suficiente.

El inicio de la venta de boletos coincidirá con las movilizaciones de protesta feministas el nueve nadie se mueve. El sorteo se efectuará a las 16 horas del 15 de septiembre, señaló el director de la Lotería Nacional, Ernesto Prieto. Explicó que se sortearán cien premios de 20 millones de pesos cada uno mediante la venta de 6 millones de cachitos.

–¿Ya se libró la parte legal? (con el fin de que la Lotería Nacional realice este sorteo).

–Sí, legal.

Además, Prieto recordó –claro que pasó hace mucho tiempo– que la Lotería Nacional rifó también un bien, agregó el Presidente.

Al terciar, Prieto explicó: Tenemos antecedentes en el Archivo Histórico de la Nación de que en 1800 se rifaron o se sortearon unos bienes inmuebles, una finca de un inquisidor en esa época. La Lotería Nacional fue fundada en 1770.

“No tiene nada que ver con la Santa Inquisición; esto, para que no se vaya a…”, ironizó López Obrador, quien para entonces ya había precisado que si él se saca el premio de 20 millones de pesos lo donaría para el financiamiento de becas.

El anuncio de la venta de boletos fue acompañado con la difusión de fotografías del primer vuelo efectuado por el presidente Enrique Peña Nieto acompañado por los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y de Hacienda, José Antonio Meade, entre otros, lo que dio pauta para una nueva ironía presidencial:

“Ahora que venga voy a ir a sentarme ahí. Voy a invitar al general y a la licenciada Olga, al secretario de Comunicaciones, ¡ah!, y a Arturo Herrera… ¡te vas a rayar! A ustedes también los voy a invitar. Vamos a organizar visitas para que vaya la gente, porque es una vacuna contra esta epidemia.”

Al exhibir fotografías de los lujos del avión –custodiado en su primer vuelo por una aeronave militar– añadió: ¿Creen que hace falta esto? Pero nadie decía nada, sólo aplaudían. No era protección, es sentirse importante, fantochería, prepotencia, son los tiempos de los faraones, de las monarquías sexenales. Y no es sólo el gobierno anterior, no olvidemos que quien compró el avión fue (Felipe) Calderón, debería explicar por qué. No tenía que ser un palacio para los cielos

Últimas noticias