El pánico no se justifica: AMLO

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Ante la confirmación de la presencia del coronavirus en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió no caer en amarillismo o sicosis de miedo porque no se trata de algo terrible, fatal y ni siquiera equivalente a la influenza (de 2009).

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell subrayó que no hay ningún elemento para recomendar, por el momento, cierre de escuelas o de centros de trabajo, sólo pidió fortalecer las medidas de prevención como lavarse las manos y evitar el saludo de beso o abrazo. El mandatario, quien escuchaba atento las indicaciones, mencionó que no modificará el contacto con la gente durante sus giras semanales.

No, no hay cambio para nada. Va a ser lo mismo, expresó en conferencia de prensa al recordar que en la epidemia de influenza, hace 11 años, se exageró al prohibir las reuniones. En esa época fue criticado por encabezar una concentración en Tabasco, precisamente a donde viajó ayer. Actualmente, explicó, la medicina ha avanzado mucho. Bueno, yo padecí un infarto, me atendieron pronto y bien, y miren, aquí estoy.

Reiteró que el país está preparado para enfrentar la situación, con recursos humanos y materiales suficientes, de ahí que no hay que caer en exageraciones, y lamentó que haya medios de comunicación que no actúan con ética y, en cambio vuelan, no informan con objetividad. El mandatario y sus colaboradores prometieron dar en todo momento información directa sin mezclar la situación con el tema político.

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, aseveró que la llegada del coronavirus no es de gravedad, y pidió tener confianza en los hospitales.

Destacó que el virus tiene un nivel de mortalidad bajo, más ahora que estamos saliendo del invierno. En el mismo punto López-Gatell mencionó que incluso hasta 70 por ciento de los contagiados podrían no presentar síntomas y, al contrario, verse beneficiados con la futura inmunidad. López-Gatell sugirió aplicar medidas básicas de higiene utilizando jabón y agua o alcohol en gel; estornudar en el ángulo interno del codo, y sobre todo evitar dar la mano al saludar, a fin de disminuir la transmisión. Por tanto, abundó, por ahora no se requieren filtros especiales en las escuelas o en centros laborales u otras medidas de alto control generalizado porque no hay razón científica o técnica de salud pública para cerrar sitios o faltar al trabajo.

Las medidas de atención son las mismas que en otros episodios virales, por lo cual hizo énfasis en la tranquilidad mental y espiritual, bajo la certeza de que en este momento entrar en pánico no se justifica.

Últimas noticias