Escuela Patricio Sanz, de Coyoacán, promueve modelo integral

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En el Barrio de San Lucas, Coyoacán, se ubica la escuela Patricio Sanz. Plantel dedicado a la impartición de instrucción primaria a partir de un modelo de educación integral incluyente y de apoyo a padres y alumnos.

Martha Pavón Farías, directora general de la escuela Patricio Sanz, da a conocer el perfil de la institución “Es una fundación donde el objetivo social es dar educación a niños en estado de vulnerabilidad; en este caso, nosotros tenemos actualmente 27 niñas a quienes se les da educación y comida y, aparte, a los otros niños –tenemos 130 alumnos en total- se les cobra colegiaturas abajo de lo normal. A todos se les brinda escuela, comedor y talleres; son seis talleres en la tarde que no tienen ningún costo: educación ambiental, música, tae kwon do, futbol, volibol, computación y robótica.”

Con la primicia de preparar al alumnado con los compromisos pedagógicos actuales en el plantel se ha desarrollado, en palabras de la maestra Pavón Farías “Un programa bastante amplio donde tratamos que el niño desarrolle todas sus habilidades. Y esto es para que el alumno tenga armas al salir de la primaria y tengan la manera de saber defenderse más adelante. Es una escuela bilingüe, los niños salen hablando inglés, algunos salen ya certificados tanto en Oxford como en Cambridge. Es un proyecto bastante amplio; aparte de dar formación de valores a los niños, tenemos escuela para padres que se imparte una vez al mes con temas de interés para la formación de los hijos.”

Respecto al proceso de admisión, Pavón Farías acota “Se hace un estudio socio-económico; donde se investiga que los solicitantes sean personas que necesiten apoyo: que sean padres que trabajan; también se contempla, en algunos casos, su situación económica.”

La historia de la Fundación Patricio Sanz se inició hace 120 años como un asilo para niños. Y fue cambiando hasta llegar a lo que es ahora: un recinto de instrucción escolar mixto apoyado por un patronato formado por cinco patronos; cuatro de ellos son empresarios jóvenes “Preocupados por la educación y por crear mexicanos con conocimientos, capaces de pensar y actuar. La quinta patrona es la maestra Eréndira Palacios quien tiene toda la experiencia en el área de la educación. Ella tiene 53 años como mentora y nos apoya aquí en la escuela” explica Pavón Farías. A propósito del Patronato, recién, la JAP (Junta de Asistencia Privada) le entregó un reconocimiento y la edición de un libro conmemorativo a la Fundación por la labor desarrollado en la escuela Patricio Sanz. La distinción la recibió en nombre del Patronato el ingeniero Fernando Peña Palacios.

“La base para crear un buen país, son los niños. Y en este caso, al patronato de la Fundación Patricio Sanz es lo que le interesa: apoyar a estos niños para que tengan una educación de calidad; para que tengamos una escuela digna, presentable. El principal mensaje que damos a nuestros alumnos –y todos los jóvenes- es que luchen y aprendan también a dar; que sean generosos, porque si luchamos por los que menos tienen, podríamos formar un México mejor”, añade.

En este ciclo escolar la plantilla del colegio Patricio Sanz está integrada por nueve maestros de grupo, seis de español y tres de inglés; Igualmente, están los maestros de educación artística, educación física y seis talleristas quienes imparten actividades complementarias.

Últimas noticias