Mienten hermanas de Miroslava al decir que no la protegí: Corral

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Chihuahua, Chih. El gobernador de Chihuahua, el panista Javier Corral Jurado, aseguró que las hermanas de Miroslava Breach Velducea mienten, con todas las letras, ya que declararon ante un juez que él sabía de las amenazas que recibió la corresponsal de La Jornada por parte del crimen organizado de Chínipas, su pueblo natal, y no la protegió.

Las hermanas de Miroslava mienten y es el Ministerio Público Federal el que debe aclararlo, respondió cuando los reporteros le preguntaron sobre el tema.

“¡Pues mienten! Porque… han ido en una evolución hacia lo peor. Lamento mucho la actitud que tomaron. Lo que hemos dicho siempre, y lo sostenemos, es que la fiscalía (estatal) ha actuado con gran profesionalismo, con gran transparencia”, dijo el mandatario estatal.

Lamentó la postura de los familiares de Miroslava y comentó que ahora regresó el oportunismo, pues en cuanto la investigación salió de la esfera del estado (y pasó al ámbito federal) se acabaron las exigencias de justicia en Chihuahua.

También negó que funcionarios del gobierno y del PAN fueran “mensajeros del narco”, como aseguraron en la pasada audiencia las hermanas y testigos anónimos”.

En tanto, en el Centro de Justicia Penal Federal de la ciudad de Chihuahua, donde se desarrolla el tercer día del juicio oral contra Juan Carlos Moreno Ochoa, El Larry, imputado como coautor material del homicidio de la corresponsal de La Jornada, peritos y agentes investigadores de la Fiscalía de Chihuahua continuaron con la presentación de pruebas técnicas reunidas en el contexto de las pesquisas del crimen.

Allí fue exhibida el arma calibre 38 con la que mataron a Miroslava, evidencia que fue obtenida el 18 de abril de 2017 en el sitio donde fue asesinado Gabriel Ochoa Cárdenas, junto con una cartulina que lo señalaba como asesino de la periodista.

Gabriel Ochoa murió acribillado en su domicilio de la colonia Junta de los Ríos, en la ciudad de Chihuahua. Días después, la fiscalía estatal desmintió la versión de que Gabriel Ochoa fuera el autor material, porque se comprobó que era discapacitado, y grabaciones de cámaras de seguridad no lo ubican afuera del domicilio de Breach Velducea el día del asesinato.

La fiscalía determinó que Gabriel Ochoa era una víctima colateral y fue asesinado por los verdaderos autores del crimen para distraer la indagatoria.

También se presentaron grabaciones de nueve cámaras de seguridad con las que se identificó el vehículo Malibú gris en el que Juan Carlos Moreno y el señalado como tirador, Ramón Andrés Zavala Corral, vigilaron la vivienda de la corresponsal de La Jornada y acudieron la mañana del 23 de marzo de 2017 para quitarle la vida.

Los abogados de Juan Carlos Moreno cuestionaron dicha evidencia por considerar que el vehículo que aparece en las grabaciones no es el mismo, los videos pudieron ser editados y fueron obtenidos sin seguir el debido proceso legal.

Balbina Flores Martínez, de Reporteros sin Fronteras, consideró positivo que en los alegatos de apertura el titular de la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (Feadle), Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, planteara que el asesinato de la comunicadora ocurrió en un contexto de narcogobierno en Chihuahua y que estuvo relacionado con la publicación de reportajes sobre la infiltración del crimen organizado en la política municipal, contexto que omitió la investigación de la fiscalía estatal.

En el juicio oral la Feadle no sólo intentará demostrar que El Larry es culpable de homicidio calificado, sino que buscará probar que Crispín Salazar, cabeza del grupo delictivo Los Salazar, es el autor intelectual del asesinato de la periodista, lo cual la Fiscalía de Chihuahua no hizo.

La Feadle presentará ante el tribunal 59 testigos a lo largo del juicio, que se prevé dure al menos una semana y media, mientras que la defensa sólo presentará cuatro.

 

Últimas noticias