No hay "política de avestruz" en materia de feminicidios: AMLO

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

En el tema de los feminicidios “no estoy metiendo la cabeza en la arena ni estoy evadiendo mi responsabilidad. No es la política del avestruz”, señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien esta mañana aseguró que diariamente se atiende el asunto, por lo que no tiene problemas de conciencia. Dio a conocer un decálogo, en el que expresó su rechazo a los crímenes de odio contra las mujeres. “Es una cobardía” agredirlas, dijo, y consideró “un anacronismo, una brutalidad el machismo”.

Mientras afuera de Palacio Nacional mujeres feministas continúan exigiendo justicia por esos crímenes, el mandatario federal dio a conocer diez puntos en torno al feminicidio en su conferencia de prensa, tras subrayar : “no soy un presidente surgido de la élite, insensible, simulador”. Estoy en contra del machismo y respeto a las mujeres, mencionó.

Su mensaje por los feminicidios es: “Uno, estoy en contra de la violencia en cualquiera de sus manifestaciones; dos, debe protegerse la vida de hombres y mujeres, de todos los seres humanos; tres, es una cobardía agredir a la mujer; cuatro, es un anacronismo, un acto de brutalidad el machismo; cinco, se tiene que respetar a las mujeres”.

Número “seis, no a las agresiones a mujeres; siete, no a crímenes de odio contra mujeres; ocho, castigo a los responsables de violencia; nueve, el gobierno que represento se va a ocupar siempre de garantizar la seguridad de la mujeres; diez, vamos a garantizar la paz y la tranquilidad en México”.

En el Salón Tesorería en Palacio Nacional, el mandatario expresó todo su respeto para el movimiento feminista. “Nosotros trabajamos todos los días para que haya paz y no violencia; estamos ateniendo todos los días el problema de los feminicidios. Celebramos que defiendan su derecho a la seguridad”

Aseguró que no es su propósito ofender a nadie. “Me pronuncio en favor de las mujeres, en contra del feminicidio” y garantizó que no se van a modificar las leyes en favor de la delincuencia. Es más, dijo que se echó atrás la posibilidad de hacer reformas para cambiar el tipo penal -de feminicidio a homicidio con agravantes, como planteó la Fiscalía General de la República.

“No sólo lo opiné, se paró la posibilidad de hacer esa reforma; no tengo problema de conciencia. Tienen todo el derecho de manifestarse, yo no soy un fifí, tengo más de 50 años manifestándome por causas justas. No soy un presidente surgido de la élite, insensible, simulador. Estamos haciendo todo lo que nos corresponde. Estoy deseando con toda mi alma que se reduzca la violencia y no se agreda a las mujeres”.

Estoy en contra del machismo, “respeto a las mujeres, todos vamos a respetar a las mujeres”, subrayó.

Añadió que interesa enfrentar el feminicidio porque, “además de ser un crimen es un acto de discriminación, un crimen de odio. Por eso todos los crímenes los estamos enfrentando, todos”.

La activista Frida Guerrera le insistió sobre una falta de claridad en torno al tema, y la posibilidad de que se cree una fiscalía especializadal, a lo que mencionó: “estamos en contra del feminicidio, haciendo cosas todos los días para garantizar la paz. A lo mejor, si se tratara de los gobiernos anteriores, que se enteraban de los homicidios, feminicidios, por una tarjeta que entregaban sus alternos, podrías decir lo que estás sosteniendo. Pero no estoy metiendo la cabeza en la arena, ni estoy evadiendo mi responsabilidad. No es la política del avestruz”.

Se le comentó que afuera de Palacio Nacional continuaba la protesta: “que no la paren, que se sigan manifestando; que todo lo que resiste, apoya”, dijo López Obrador.

Últimas noticias