El de Lozoya, un caso ligado a toda una estructura de poder: Gertz

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La captura del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya Austin tiene un valor extraordinario, ya que este caso debe observarse como un asunto vinculado a toda una estructura de poder.

Lo considero como algo que está vinculado con una forma de abusar del poder y de los bienes de la nación; esto se tiene que entender como parte de un todo, afirmó Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR).

En entrevista con La Jornada, señaló que ya se está trabajando en la integración de la solicitud formal de detención con fines de extradición y sostuvo que el Ministerio Público Federal (MPF) investiga otros casos importantes de corrupción en la extinta Procuraduría General de la República.

–¿Hay otros casos de corrupción que investigue la FGR comparables con lo qué pasó en Pemex?

–Por supuesto, claro que sí. Algunos ya son o serán referente.

–Un ex titular del MPF dijo que en la PGR la corrupción estaba hasta en la pintura de las paredes...

–Creo que se quedó corto. Afortunadamente, si no, no podríamos hacer el trabajo. Hoy hay gente que nos está ayudando en forma extraordinaria y es que esta labor no la puede uno hacer solo, es impensable, hay agentes del Ministerio Público o funcionarios especializados, peritos y policías que nos ayudan y que sí están funcionando. No es un mundo en el que esté todo mal, si no, no saldría nada de esto.

Durante la entrevista, Gertz Manero señaló que una de las piezas importantes para detener al ex director de Pemex fue la colaboración con otras corporaciones policiales, particularmente la Interpol, con base en las llamadas fichas rojas.

Sin embargo, explicó que antes de que se tuviera el mandamiento judicial y la ficha roja contra Emilio Lozoya, éste ya se había fugado gracias a una filtración. Sin embargo, agregó, por conducto de la Interpol se dio seguimiento a cada una de las acciones y se proporcionó la información que fue surgiendo o que las autoridades mexicanas fueron obteniendo, y así fue como se logró detener a Gilda Austin, madre de Emilio Lozoya, en Alemania.

–¿La búsqueda pasó por Canadá, Estados Unidos, Alemania…

–Todos los países, sobre todo Alemania, por razones familiares, y allí fue donde encontramos a su mamá.

–¿Emilio Lozoya fue detenido en un suburbio de gente con recursos económicos altos?

–Esa es la información que tenemos. Aunque todavía no la validan las autoridades españolas. Incluso nos pidió la policía de ese país que tuviéramos discreción porque están realizando otras diligencias.

–¿En contra del ex director de Pemex se cumplimentaron las dos órdenes de aprehensión que se libraron en México relacionadas con los delitos de lavado de dinero, cohecho y ejercicio indebido del servicio público?

–Esa información la tendremos clara hasta que nos la refrenden las autoridades españolas, para no generar un conflicto de procedibilidad.

“Las órdenes de aprehensión y las fichas rojas fueron entregadas, todo el material que hemos trabajado con las policías de varios países, fundamentalmente Alemania. No podemos salirnos de los acuerdos de extradición y si surgiera algún otro tema o acusación lo tenemos que manejar por medio de todo un sistema de petición, ratificación y consentimiento, que en este momento no queremos entrar en él porque lo que deseamos es resolver el problema actual.

–Se investigaba a Lozoya por delitos electorales relacionados con la campaña presidencial de 2012, ¿ese tema ya concluyó?

–Existe una serie de investigaciones pero no están vinculadas con las fichas rojas (lavado, cohecho y asociación delictuosa).

–¿Qué sigue en este caso?

–Inicia un procedimiento contencioso en el cual las partes van ante la autoridad. Nosotros vamos representados por nuestros agregados en Europa, por los abogados técnicos asistentes y finalmente por la fiscalía española frente a las Cortes y nos sujetamos a los procedimientos que ellos autorizan de conformidad con el convenio de extradición firmado.

–¿La FGR se prepara para que en un periodo de 60 días se formalice la petición de extradición?

–Sí, por supuesto. Ya comenzamos a trabajar desde ahorita. Ya estamos en contacto con toda nuestra gente y llenando todos los requisitos e integrando la documentación y pruebas que nos van a llevar seguramente a solicitarla.

Estamos haciendo todas las gestiones para que esto de inmediato comience a funcionar y tengamos el procedimiento, a menos que el individuo decida sujetarse a la ley mexicana (allanarse y pedir su retorno inmediato a México). 

Últimas noticias