ACNUR y BanCoppel van por inclusión financiera de refugiados en México

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y BanCoppel se coordinan para bancarizar a las personas refugiadas en México.

Frente a la situación que vive Honduras, Guatemala y El Salvador, México ha pasado de ser sólo un país de tránsito hacia los Estados Unidos a uno de destino para las personas que requieren protección internacional.

Según datos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), el país recibió 2 mil137 solicitantes de asilo en 2014, cifra que se incrementó a 70 mil 302 solicitudes en 2019.

En este contexto, ACNUR se comprometió durante el pasado Foro Mundial de Refugiados -celebrado a finales de 2019 en Ginebra, Suiza- a impulsar acciones que promuevan la inclusión financiera de las personas refugiadas y solicitantes de la condición de refugiado en México.

A esta iniciativa se sumó BanCoppel, convirtiéndose en la primera entidad bancaria en ofrecer servicios financieros a las personas refugiadas.

Para que este tipo de personas puedan tener acceso a los servicios de BanCoppel en sus mil 155 sucursales en el país, solo será necesario que presenten una identificación oficial o los documentos expedidos por el Instituto Nacional de Migración (INM).

Lo anterior fortalece las acciones del Programa de Inclusión e Integración de Refugiados del ACNUR, que busca conseguir un desarrollo pleno de los refugiados a través de la vinculación laboral, educativa, búsqueda de vivienda y acompañamiento psicosocial.

Entre los estados que han brindado alojamiento a los refugiados destacan Coahuila, Jalisco, Nuevo León y Aguascalientes. En un año el programa consiguió que el 60 por ciento de las personas reubicadas salgan de la pobreza y se integren a la economía formal.

 

 

 

Últimas noticias