Disparó 9 veces niño de Torreón; la maestra, "heroína"

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Saltillo, Coah. José Ángel, el niño que el viernes perpetró una balacera en el colegio Cervantes de Torreón, Coahuila, hizo al menos nueve disparos que hirieron a cinco de sus compañeros y un maestro, y las que usó contra la profesora que mató y él mismo para suicidarse.

El informe de la fiscalía general de justicia del estado (FGJE) reportó el hallazgo de nueve casquillos percutidos en el lugar del crimen, ocho de calibre 40 y uno de 25, entre otras pruebas periciales.

En el contexto de las investigaciones emprendidas, la FGJE informó que, tras practicar la necropsia de ley, las causas del fallecimiento del menor –alumno destacado de sexto grado– fueron una hemorragia cerebral aguda, lesión de centros vitales y una herida producida por proyectil disparado por arma de fuego en el cráneo.

La fiscalía expuso que la profesora María Assaf Medina, de 50 años, quien trató de detener al niño que luego la atacó, murió a consecuencia de una hemorragia cerebral e interna agudas, lesión de centros y órganos vitales y heridas producidas por proyectiles disparados por arma de fuego penetrantes de cráneo y tórax.

Assaf Medina, profesora de inglés en el plantel, recibió dos disparos, uno en el tórax y otro en el cráneo; este último le ocasionó hemorragia cerebral, de acuerdo con el informe pericial. 

Exequias

Este sábado se efectuaron los funerales privados de José Ángel en una agencia de Torreón. La familia pidió a los medios de información no acercarse al servicio funerario ni tratar de entrar.

En cuanto a Miss Mary, como la conocían, fue maestra de varias generaciones de alumnos, muchos de los cuales acudieron ayer a la funeraria en Gómez Palacio, Durango, donde vivía, para participar en las exequias junto a familiares y amigos.

Con flores blancas y recuerdos, alumnos de la maestra le dieron el último adiós durante su velación, en la funeraria Serna, en el centro de la ciudad duranguense, vecina a Torreón.

Desde temprano, al lugar llegaron niñas y niños acompañados por sus padres, algunos vestían el uniforme de los colegios Los Ángeles, Cervantes, Green Hills, instituciones donde la docente trabajó a lo largo de su vida, llevaban flores blancas, rosas o alcatraces, todos lamentaron la muerte de la mentora, y la recordaron como una persona que se preocupaba por ellos, les daba consejos y ayudaba con sus materias.

Miss Mary tenía 19 años de docente en el colegio Cervantes. Siempre tenía palabras de aliento para ellos. Una alumna comentó que se preocupaba por nuestros problemas, no sólo los familiares, sino también los personales. Ella quería que nos sintiéramos bien, nos trataba bien y nos mostraba su cariño.

Andrés, de 16 años, y ex alumno del colegio dijo que Miss Mary fue su maestra y la calificó de heroína porque cerrar la puerta del salón y enfrentar al alumno que portaba armas de fuego evitó que hubiera más víctimas; es nuestra heroína, dijo.

Durante el velorio de la profesora las puertas de la funeraria se mantuvieron cerradas. Sólo hubo acceso para la familia, los niños y padres de familia, el ambiente lleno de nostalgia y tristeza, se compensó con las muestras de amor que le dejaron sus alumnos en cada flor.

Por último, la fiscalía dio por concluidas las diligencias básicas relativas a las pruebas periciales, de balística y medicina forense. No obstante, continúan las pruebas científicas en los equipos electrónicos asegurados, los cuales son sometidos a análisis detallados, además del procesamiento de dictámenes sicológicos especializados.

Expertos revisan el teléfono celular, consolas de videojuegos y computadoras del niño homicida para encontrar el patrón de violencia y él o los responsables de facilitarle las dos pistolas que empuñó y disparó al salir del baño de la escuela, informó la dependencia. 

(Con información de Saúl Maldonado, corresponsal en Durango).

Últimas noticias