Monopolios instigaron el desabasto de fármacos: AMLO

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. A pesar del cambio de Seguro Popular al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), garantizar la atención médica a toda la población no se resolverá por decreto, debido a las resistencias que existen, además de que se han comprado medicamentos en el extranjero ante el boicot aplicado por quienes manejaban el negocio de las medicinas, sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Después de pronunciarse por que el servicio de salud sea gratuito en todos los niveles, como en algunos países europeos, señaló que debe atenderse el caso de las cuotas que se cobran en hospitales de especialidades, ya que también entre quienes manejan los recursos hay resistencia.

Al hablar del Insabi ayer, en conferencia de prensa, expuso que a la par de la atención a derechohabientes se debe garantizar el servicio a las personas que no cuentan con seguridad social, que representan la mayoría de la población.

En un comparativo con el sistema anterior, apuntó que para el Seguro Popular se destinaron hasta 8 mil personas para afiliación, por lo que llegó a haber tres veces más personal administrativo que médico. Además, en varios estados no se administraba de manera correcta el presupuesto o se desviaba a otros fines.

Pese al cambio, agregó, hay resistencias porque existían monopolios, ha habido campañas para hablar de desabasto, de falta de medicamentos para niños con cáncer, enfermos de sida, todo eso. Bueno, tuvimos que comprarlos en el extranjero. Estamos padeciendo boicots de los que manejaban este gran negocio.

Dichas resistencias, señaló más tarde, se presentan también entre quienes establecieron el cobro de cuotas, principalmente en hospitales de especialidades, y pidió a la población denunciar con los nombres y el centro médico donde trabajan a quienes hagan cobros indebidos. Además, conminó a médicos y enfermeras a que denuncien fugas de medicamentos.

En tanto, al hablar sobre los programas sociales del gobierno federal, López Obrador afirmó que el Banco del Bienestar, con el que se dispersarán los recursos para programas sociales, se financiará con ahorros de la Secretaría de Hacienda.

Para la primera etapa a 2021, se proyectan 2 mil 700 sucursales (mil 350 en 2020), con una inversión de 5 mil millones de pesos anuales, y la operación de las sucursales requerirá de 6 mil millones de pesos, que se obtendrán de una comisión por la dispersión de los 300 mil millones de pesos que se destinan a programas sociales, por lo que consideró que será autosuficiente.

Tags

Insabi AMLO

Últimas noticias