Con cargo al cliente, uso de bolsas ecológicas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En la Ciudad de México no todas las tiendas de autoservicio cumplieron con las reformas a la Ley de Residuos Sólidos que prohíben la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico desechables que entraron en vigor ayer; en cambio, otros establecimientos acataron la disposición oficial, pero con cargo al consumidor, al poner a la venta empaques ecológicos con un costo de un peso hasta 40 pesos.

En el mercado de Jamaica algunas consumidoras acudieron en busca de la bolsa de malla, que se utilizó en décadas pasadas para el mandado, con un precio de 80 pesos, mientras en los puestos dedicados a la venta de materias primas siguen vendiendo bolsa de plástico sin restricción, en rollo o sueltas.

A pesar de que el Congreso capitalino aprobó en mayo pasado las reformas que sólo permiten la entrega de bolsas compostables y de que en noviembre se firmó un convenio entre la Secretaría del Medio Ambiente local con representantes de tiendas de autoservicio y de plazas comerciales para la entrega de bolsas ecológicas gratuitas durante enero a los consumidores, esto no ocurrió en el primer día de aplicación de la norma.

En supermercados como Superama y Sumesa, así como en tiendas departamentales como Woolworth, comenzaron a vender las bolsas reutilizables o ecológicas con costos desde un peso hasta 40 pesos la pieza, según el tamaño y el material; en tanto, en Walmart, Soriana y Mega Soriana los costos son de 10 y 18 pesos, las de yute a 29.90. En la tienda Chedraui ubicada en avenida Universidad y Miguel Laurent, en la colonia Santa Cruz Atoyac, en Benito Juárez, sin ningún cambio se sigue empacando la mercancía en la bolsa de plástico biodegradable.

La nueva medida tomó por sorpresa a algunos consumidores, a otros les disgustó y los menos comenzaron a llevar sus propias bolsas, según se pudo observar en un recorrido por distintos negocios.

En los accesos de las tiendas en carteles se leía: Sin bolsa de plástico es mejor, súmate por un mejor mañana o a través de los altavoces se advertía a los clientes sobre la nueva disposición, pero aún así no faltaron los reclamos a los cajeros o empacadores a quienes les exigían un empaque gratis para sus producos.

Es responsabilidad de ustedes dar bolsas ecológicas; no les voy a comprar nada, si no, qué negociazo, protestó una señora en una tienda departamental, quien se negó a adquirir el empaque que le ofrecían en 12.50 pesos.

Lo mismo ocurrió en panaderías y farmacias, donde se ofrecían sacos ecológicos de 10 y 15 pesos. Nidia Fernández, vecina de la colonia Portales, reconoció que el cambio sí beneficia al medio ambiente, pero exigió a las empresas asumir su responsabilidad y no perjudicar al consumidor.

Antonio Aceves, vecino de la colonia Del Carmen, Coyoacán quien acudió a Sumesa Centenario, comentó que los viejitos empacadores se verán afectados. Yo ahorita me traje todo en el carrito, porque no les compre la bolsa, pero tampoco le di nada de propina al adulto mayor.

En la tienda departamental Suburbia, en Plaza Universidad, los clientes se llevan sus compras en la mano, pero sólo si los clientes lo exigen a las vendedoras, se entrega la compra empacada en una bolsa de papel; mientras en Sanborns, a petición del cliente se entrega la bolsa de plástico que a partir del 6 de enero será también de papel.

 

Últimas noticias