Régimen de Bolivia abre ahora conflicto con España

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

El régimen de facto de Bolivia acusó hoy a España de provocar una situación amenazante en torno a la residencia de la embajadora mexicana, María Teresa Mercado, con el intento de una entrada "clandestina y subrepticia" de encapuchados armados a bordo de vehículos oficiales.

La canciller del régimen, Karen Longaric, dijo hoy a la prensa que las autoridades bolivianas protestarán ante el gobierno de Madrid.

La funcionaria evitó calificar los hechos como un intento de trasladar a los nueve bolivianos asilados en la residencia mexicana a una sede diplomática española, pero empleó un lenguaje que sugirió esa eventualidad.

A una pregunta sobre si el incidente se produjo enmedio de un posible plan de traslado, Longaric respondió: "Todos los bolivianos tendrán la capacida de reflexionar sobre ese tema y sacar sus propias conclusiones. La cancillería boliviana aún tiene que analizar…aunque los hechos son evidentes".

A continuación planteó: "¿Cuál era el motivo para que la ministra consejera de España visite  a la embajada de México, aompañada de personas con el rostro cubierto y presumiblemente armadas, como han denunciado los vecinos de la zona?"

También replicó a otro cuestionamiento que entre los asilados por México está Ramón Quintana, ministro de la Presidencia en el gobierno de Evo Morales, en un señalamiento que reitera el interés del régimen de La Paz de detener al ex funcionario, contra quien giró una orden de aprehensión.

En varios tramos de su breve declaración, Longaric usó un tono amenazante, en oraciones como esta: "Sabremos dar la respuesta que coresponde en un caso de tamaña ofensa a la soberanía de Bolivia".

Indicó que los incidentes son una amenaza a la seguridad nacional de Bolivia y ponen en riesgo la "seguridad física de los huéspedes temporales" que permanecenen en la residencia mexicana.

 "Bolivia denuncia abuso de privilegios y atropellos a su soberanía", afirmó la funcionaria.

La canciller aseguró que esta mañana "personas que han sido identificadas como funcionarios de la embajada española en Bolivia, acompañadas por encapuchados, intentaron ingresar de forma subrepticia y clandestina a la residencia diplomática de México en La Paz".

Según su versión, la policía boliviana frenó el ingreso de vehículos a las instalaciones, "toda vez que la presencia de encapuchados en el condominio representaba una potencial amenaza".

Agregó que el personal diplomático español ingresó libremente a la residencia mexicana "y en todo momento se respetó su dignidad".

Dijo que los diplomáticos españoles violaron la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas en relación al respeto a las leyes nacionales y que los efectivos bolivianos actuaron apegados a normas internacionales para el Estado receptor.

Subrayó que ni los diplomáticos ni el personal de seguridad español tienen autorización para portar armas de fuego ni a llevar "atuendos que oculten su identidad".

 

Últimas noticias