Protesta contra López Obrador terminó en apoyo a los LeBarón

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La marcha convocada en protesta por el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador fue definida como un éxito, porque por primera vez miles de personas –casi 8 mil, según la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina– se movilizaron por Paseo de la Reforma y se reunieron en el Monumento a la Revolución, en un acto que devino en apoyo a la familia LeBarón.

Ahí, Adrián LeBarón sostuvo que sería un suicidio colectivo mantener el silencio ante los crímenes en México y resaltó que lo relevante de la fecha no era evaluar la economía, el combate a la corrupción o cuestionar al Presidente, sino la unidad para evitar más violencia.

Unámonos todos antes de que nos maten a todos, por favor, llamó un día antes de que su familia sea recibida por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Incluso, anticipó que al concluir el encuentro de este lunes informará del resultado en un mensaje público al mediodía en el Zócalo.

Llamo a las buenas conciencias, a las más valientes, a sembrar vida y a plantarle cara, sin descanso, a cualquier tipo de violencia.

Más tarde, frente al Museo Memoria y Tolerancia, donde la familia convocó a recibir abrazos, expresó que, así como en la película Kingdom of Heaven el rey nombró caballeros para que le ayudaran en la guerra, su familia está dispuesta a contribuir con López Obrador.

Al Presidente le decimos que estamos dispuestos a entrarle a los chingadazos. ¡Yo sí estoy listo para entrar a la guerra!

Sostuvo que cada acto de violencia abre un agujero que destruye el tejido social e insistió en su exhorto a derretir el miedo que nos tiene paralizados. Cada muerte es un pedazo de vida que se apaga dentro de ti, de mí, de todos.

–¿Qué mensaje le darán en la reunión al Presidente? –se preguntó a Julián LeBarón.

–Vamos a preguntarle cómo le podemos ayudar.

Luego, en el contexto de las críticas que la familia ha recibido por solicitar a Estados Unidos declarar como terrorismo al crimen organizado en México, sostuvo que la delincuencia no tiene patria, no tiene pueblo y no tienen madre. No son mexicanos.

No obstante, también señaló que se requerirá unidad para defender la vida, hacerle la batalla a la delincuencia y tomar en cuenta que lo prioritario debe ser la seguridad.

Por el amor de Dios, dejen de dar prioridad a cosas secundarias. Hay que defender la vida. Nosotros nos vamos a levantar como un león contra los asesinos.

Ciudad de México, 1 de diciembre de 2019. En el marco de la celebración del primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se convocó a una marcha de protesta que partió del Ángel de la Independencia rumbo al Monumento a la Revolución. Se escucharon consignas como ¡México sí, López no!, ¡No tiene sentido para un país dividido!, ¡Fuera AMLO, fuera AMLO! Estuvieron presentes algunos miembros de la familia LeBarón, así como integrantes del PRI y PAN.

 

El principal reclamo de la movilización fue la inseguridad que, se dijo, ha dejado más de 30 mil muertos en el primer año de este gobierno porque, se argumentó, la política de abrazos y no balazos no está funcionando.

La marcha fue convocada como ciudadana, pero prevalecieron las organizaciones relacionadas con el PAN y el PRD, se invitó a acudir de blanco pero los perredistas llegaron con sus banderas negro y amarillo a cuyos dirigentes se pidió cumplir con su deber de ser oposición.

Cientos de personas marcharon también en Nuevo León, Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí, Chihuahua, Aguascalientes, Tamaulipas y Yucatán –seis gobernados por el PAN, uno por el PRI y uno con mandatario independiente– en rechazo a las políticas del gobierno al cumplirse un año de haber asumido el cargo y para pedir la renuncia del mandatario.

La movilización fue convocada por Chalecos México, y la de Monterrey, Nuevo León, fue la más concurrida, ya que en la Macroplaza se congregaron unos 2 mil 500 ciudadanos. En la capital de Querétaro, al grito de ¡Fuera López!, unas 2 mil personas recorrieron las principales calles. Los manifestantes consideraron que no hay avances en la actual administración federal, pues la economía y la inseguridad en el país empeoran.

Los asistentes, entre ellos algunos legisladores panistas, guardaron un minuto de silencio por la masacre a integrantes de la familia LeBarón. En León, Guanajuato, unos mil ciudadanos encabezados por el ex presidente Vicente Fox, así como dirigentes y funcionarios del PAN, expresaron su rechazo al actual gobierno y pidieron la renuncia de López Obrador.

(Con información de los corresponsales).

Últimas noticias