Falta crecer al país, pero “existe mejor distribución de la riqueza”

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Lunes 2 de diciembre de 2019. Si bien el crecimiento económico no es el deseado, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que hay una mejor distribución de la riqueza y se han generado en 11 meses más de 648 mil empleos.

Frente a miles de personas en el Zócalo capitalino, afirmó que su gobierno aplica una nueva política productiva para apoyar la economía popular, al mismo tiempo que busca fortalecer el mercado interno, impulsar proyectos para el desarrollo regional, fomentar la participación de la iniciativa privada e intensificar la captación de inversión extranjera.

Desde el inicio de su mensaje hizo énfasis en el combate a la corrupción, lo cual en 2019 generó un ahorro de 200 mil millones de pesos. Aun así reconoció: Todavía no ha habido crecimiento económico como deseamos, pero existe una mejor distribución de la riqueza. El presupuesto público no se queda, como era antes, en pocas manos, sino llega a la mayoría de la gente.

A la par, y a diferencia de sexenios anteriores, señaló que no hemos devuelto o condonado impuestos a patrocinadores de campañas políticas, no hemos privatizado bienes públicos ni hemos declarado la guerra a nadie, sólo a la corrupción y a la impunidad.

Aseguró que su gobierno ha hecho frente a todos los compromisos financieros como sueldos, prestaciones, pensiones, participaciones a estados y municipios en tiempo y forma, y pago a proveedores. Recalcó que este año se pagaron 454 mil millones de pesos de intereses por la deuda pública que heredó su gobierno, por 10.8 billones de pesos.

Ciudad de México, 1 de diciembre de 2019. En un evento realizado en el Zócalo, Andrés Manuel López Obrador celebró su primer año como presidente de México. Se presentaron músicos y bailarines previo al discurso del mandatario. Entre los invitados estuvieron presentes políticos e intelectuales.

 

López Obrador insistió en que el país cuenta con políticas sanas, muestra de ello es el aumento en la recaudación de impuestos en 1.6 por ciento en términos reales, y la inflación que, en octubre, fue de 3 por ciento, la más baja desde septiembre de 2016, así como una captación de inversión extranjera de 26 mil millones de dólares en los primeros nueve meses, la cifra más alta en la historia; un incremento de 3 por ciento en exportaciones y de 7.6 por ciento en turistas internacionales, al llegar a la cifra de 32 millones de visitantes extranjeros.

Al señalar que México es ahora el principal socio financiero de Estados Unidos, confió en que el nuevo tratado económico con el vecino del norte y con Canadá será ratificado pronto.

Uno de los ejes primordiales de la política pública en materia económica, explicó, es la recuperación salarial: mientras el salario mínimo aumentó 16 por ciento, como no había ocurrido en 36 años de neoliberalismo, el sueldo promedio entre los 20.7 millones de afiliados al IMSS llegó a los 11 mil 352 pesos mensuales. También indicó que la mitad de los hogares del país reciben por lo menos un programa del bienestar, en tanto que en el caso de los pueblos indígenas la cifra es de 95 por ciento, con miras a alcanzar 100 por ciento.

Reiteró algunas de las cifras presentadas en sus conferencias de prensa: 8 millones de adultos mayores ya reciben pensión, 930 mil personas están adscritas al programa Jóvenes Construyendo el Futuro y 10 millones de estudiantes reciben una beca académica. Inclusive presumió que gracias a ello aumentó 20 por ciento la matrícula en el nivel medio superior en este año y bajó la deserción.

Últimas noticias