La política exterior de AMLO, dispersa: analistas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En el primer año del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la política exterior estuvo concentrada en atender a la relación bilateral con Estados Unidos, destacó el embajador emérito y ex funcionario de la cancillería Andrés Rozental.

Quien fuera subsecretario de Relaciones Exteriores de 1988 a 1994 consideró que este año la conducción de la política exterior ha sido errática y muy poco consonante con la tradicional política exterior de México, que siempre estuvo presente en los organismos internacionales con presencia importante.

La mayor parte de lo trabajado por la cancillería mexicana, refirió Rozental, se relaciona con migración, seguridad fronteriza, narcotráfico y el acuerdo trilateral con Estados Unidos y Canadá, temas que corresponderían a otras dependencias. También detectó poco interés en temas de Europa, Asia y África.

La administración de López Obrador heredó el problema de las caravanas migrantes que buscan llegar a Estados Unidos. Esto provocó tensiones con el país vecino que derivó en una amenaza de aranceles impuesta por el presidente Donald Trump y un viraje de la política migratoria de México.

Sobre el tema, Maureen Meyer y Gina Hinojosa de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (Wola), expusieron que López Obrador comenzó su mandato prometiendo tolerancia cero a los abusos contra los migrantes y una política que prioriza la dignidad de las personas en movilidad.

Sin embargo, a medida que el gobierno ha reforzado la aplicación de la ley migratoria en respuesta a la creciente presión de Estados Unidos, se han perpetrado abusos a manos de grupos criminales y fuerzas de migración y seguridad.

Esta organización defensora de los derechos humanos se refirió al acuerdo establecido en junio con Estados Unidos para evitar la amenaza del gobierno de Trump de imponer aranceles a las exportaciones mexicanas. Expuso que derivado de lo anterior, el gobierno mexicano ha desplegado 11 mil 965 elementos de la Guardia Nacional en su frontera sur y casi 15 mil en los estados del norte para apoyar al Instituto Nacional de Migración.

No está claro si los miembros de la nueva fuerza han recibido capacitación en atención a grupos vulnerables o aplicación de la ley a extranjeros con o sin documentos, lo que podría llevar a abusos o violaciones de los derechos humanos, expusieron.

El internacionalista y ex cónsul en Miami, Florida, Horacio Saavedra, destacó que el gran pendiente es reforzar el intercambio comercial con América Latina.

Saavedra, quien es asociado del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, destacó el recibimiento del presidente en el exilio de Bolivia, Evo Morales, como asilado en México, pues, opinó, ello muestra que México tiene las puertas abiertas a los extranjeros; sin embargo, hay un gran contraste cuando someten a más controles a otros extranjeros que quieren transitar por el territorio nacional.

 

Últimas noticias