Corrige Zaldívar a Olga Sánchez: la Corte decide sobre mandato en BC

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Sábado 2 de noviembre de 2019, Ciudad de México. Con el rostro sonriente, el nuevo gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, escuchó a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero decirle eufórica: “ahorita acabo de hacer una declaración importante. Me dijeron, ¿es legal los cinco años? Y dije: es legal porque la norma está vigente y porque hay una norma que así lo determina... para mí, la norma va a pervivir”.

¡Es todo lo que necesitamos; aunque no nos den los cinco años, con eso tengo!”, exclamó Bonilla, estrenando la cabecera de su lujosa mesa en la oficina del gobernador. Alguien aplaudió, mientras ella respondía con una sonora carcajada.

La conversación estaba siendo grabada y transmitida en vivo por Facebook y luego el fragmento que sin duda más interesaba a Bonilla, se subió a Twitter donde se convirtió en tendencia en esa red social.

Tanto fue así, que desde su propia cuenta el ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar, a las 19 horas, tuiteó: “Ante tantas expresiones, no sobra recordar que el único órgano facultado para pronunciarse sobre la constitucionalidad de la llamada ley Bonilla es la #SCJN. Determinación que se tomará en su momento, con total independencia y libertad de cada uno de sus integrantes”. Una hora después, el mensaje del togado alcanzaba ya 483 réplicas y mil 125 likes y era tendencia.

La polémica se refiere al empeño de Jaime Bonilla por extender de dos a cinco años el mandato de gobernador para el que fue electo.

Sólo habían pasado unos momentos tras la ceremonia de toma de posesión a la que Sánchez Cordero había acudido como representante personal del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sentada en una silla contigua, con las manos unidas y con un tono de plena convicción, la ex ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no se percató –explicaría después– que estaba siendo grabada.

Pero ya había dicho lo que Bonilla (Morena) y su gente querían escuchar y, ni tardos ni perezosos lo pusieron a circular y en unos minutos ya eran un reguero de pólvora desde las 3 de la tarde, tiempo del centro del país.

Y aunque ella misma y su oficina de comunicación social trataron de inmediato de hacer control de daños vía comunicados, tuits y hasta con entrevistas radiofónicas y de televisión, la reproducción y las reacciones crecían a cada instante.

En todos los tonos, Sánchez Cordero se declaraba sorprendida porque sus declaraciones se hubieran difundido sin su autorización ni conocimiento y sobre todo cuando ella confiaba que la “esgrima jurídica, de hipótesis, de opiniones” con el gobernador y más cercanos colaboradores, las había hecho en privado.

Esta vez en franco agobio, ella justificaba: “No sabía que me estaban grabando; la verdad de las cosas es que yo hasta cierto punto todavía soy un poco naif” y también “ingenua” en redes sociales.

En público y en privado

Fuentes de Gobernación calificaron como falta de respeto y desautorizaron la divulgación del material tomado “por el pool de prensa” del gobernador Bonilla al que exigieron, si bien ya era de dominio público, retirar el video de Facebook; sin embargo, al cierre de esta edición aún se encontraba disponible, al igual que el de una entrevista con reporteros en la que califica como maravilloso el acto de la toma de protesta del morenista Bonilla como gobernador de Baja California, porque “por primera vez en 30 años se recupera el estado”.

Últimas noticias