Opositores a castigar facturación falsa, con intereses políticos: AMLO

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que los empresarios que están en contra de castigar como delito grave la facturación falsa tienen intereses políticos y se prestan a la corrupción.

Por ello les pidió que, al igual que en los sindicatos, los lideres de las organizaciones del sector privado actúen con honestidad.

“Hay dirigentes que siempre se han prestado al juego de la corrupción y no les gusta que se den cambios o tienen intereses políticos, pertenecen a partidos políticos”, afirmó en conferencia de prensa.

Pero además, dijo, simulan que son independientes pero algunos hasta aspiran a cargos políticos. “Los conozco aunque se disfracen y andan buscando eso, por eso agarran esas banderas”, señaló.

Luego de agradecer a Carlos Slim , presidente del Grupo Carso, sus proyectos de inversión y su posición para combatir los delitos fiscales, el mandatario dijo que son los lideres de los grupos empresariales quienes tienen una posición especifica, no la mayoría de sus agremiados.

“La mayoría de los empresarios de México quiere que no haya corrupción, están hartos de ella”, aseveró.

Puso como ejemplo lo ocurrido ayer cuando un miembro de la Concanaco hizo una declaración y el dirigente de esta Confederación aclaró que no era la opinión de esa organización sino una posición personal.

Es decir, añadió el mandatario, así como estamos hablando de los dirigentes sindicales, es momento que los empresariales actúen con rectitud y honestidad.

“El ratero es nada más el que se roba una bolsa del Mercado? El que se roba una gallina? Una bicicleta, un cilindro de gas, la rompa que dejaron tendida? Y los grandes padrones ni siquiera pierden su respetabilidad. Ah no, ellos no!”, expresó.

Reiteró que el combate a la corrupción es parejo, tanto a los políticos y empresarios, a todos en la sociedad .

Votar en contra de esa reforma (que eleva a delito grave la emisión de facturas falsas) significan que querían seguir con lo mismo y no les interesaba limpiar de corrupción.

Recordó que esa práctica cuesta al erario hasta 400 mil millones de pesos al año, por lo que era necesario corregir esa situación.

Al final de la conferencia, el mandatario dijo que para la investigación de posibles delitos graves podrían aplicarse “medidas de inteligencia, que no de espionaje”, pero aseveró que ‘el que nada debe, nada teme’, por lo que pidió no se sobredimensione ni se diga que esta reforma significa terrorismo fiscal o para perseguir empresarios.

"Yo no estoy tan consciente de que eso aplique solo para las factureras, creo que es para todo lo que tiene que ver con delitos graves. Es un medio legal que está para el combate al robo de combustible, feminicidios, todo lo que está en el artículo 19 de la Constitución va a derivar en que puedan utilizarse medidas de inteligencia, que no de espionaje, en el caso de que fuese así”, dijo.

"Es que están también sobredimensionando el tema, están queriendo llevar las cosas a que es terrorismo fiscal ¡ay que miedo! El que nada debe nada teme, puede haber cárcel o pena perpetua para corruptos, para quienes evaden impuestos o no cumplen con sus contribuciones, para quienes hacen fraude electoral, pero si un ciudadano no es corrupto, si un ciudadano no es huachicolero, no es mapache electoral, ¿qué le puede importar que haya pena perpetua? Ahora, si están en malos pasos, pues sí”, dijo.

El Presidente dijo que no fue casual que durante el gobierno de Carlos Salinas hayan quitado del Código Penal la consideración de delito grave en el caso de la corrupción.

“Pues no fue casual, había abogados, influyentes, que hacían las leyes a modo, modificaron la Constitución como quisieron para poder atracar, robar con mangas anchas, sin ningún problema. Ahora con esto quieren equiparar terrorismo fiscal y habrá campaña, como ocurrió con los medicamentos, las farmacéuticas, laboratorios, distribuidores hasta pagan publicidad para decir que nos vamos a quedar sin medicinas”, dijo.

Todos los que tenían negocios chuecos están utilizando a algunos medios de comunicación, sostuvo.

Puso como ejemplo el proceso de reforma para etiquetar productos elaborados y la campaña que han emprendido quienes buscan ganancias por publicidad, en un país como México donde la obesidad infantil es la más alta del mundo y hay graves problemas con la diabetes, dijo.

Entonces, sí, entiendo pues que no les convienen ciertas reformas pero hay un interés general sobre aquellos que hipócritamente dicen que están en favor de la niñez, como ocurrió con la reforma educativa.

“Sí tiene que mejorarse toda la información, entonces es un poco lo de la reforma fiscal: decirle a los empresarios, el que nada debe nada teme, esto no es para perseguir empresarios sino para combatir el delito que cometen algunos falsificando facturas”, señaló.

Últimas noticias