Opacidad, signo de las jugosas aportaciones de Pemex al STPRM

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Jueves 17 de octubre de 2019. Petróleos Mexicanos (Pemex) transfería millonarias cantidades al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), las cuales eran canalizadas a campañas políticas y a la justificación de obras inexistentes.

Debido a la opacidad y discresionalidad con que se manejan las cuentas del sindicato, el cual no tiene ninguna obligación de reportar, se desconoce con exactitud las transferencias monetarias al gremio.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) abordó el tema del STPRM en dos momentos: en el caso llamado Pemexgate en 2001, y el préstamo que realizó la empresa por 500 millones de pesos y que nunca se conoció su destino en 2011.

Fluvio Ruiz Alarcón, ex consejero independiente de Pemex, indicó que el mayor daño que hizo la dirigencia sindical a la empresa radica en la eficiencia operativa.

Mario Rubicel Ross García, quien sostiene que en el pasado proceso para renovar la dirigencia gremial fue electo secretario general, dijo que en diversas ocasiones que Romero Deschamps fue denunciado por enriquecimiento ilícito. Indicó que presumía su jet particular para pasear en Europa , su Ferrari Enzo, su condominio en Miami , su yate de lujo, bienes que no correspondían con el salario que recibía, de unos 20 mil pesos mensuales, con los que no puede justificar su excéntrico modo de vida.

En marzo de 2018 se denunció que Pemex pagó durante años los salarios de 343 integrantes del STPRM, sin que trabajaran, y que 19 sindicalizados costaron por ese concepto 6 millones 816 mil pesos, lo cual fue detectado por la ASF. También descubrió que los sindicalizados estuvieron asignados a ocho equipos de perforación, los cuales reportaron una inactividad desde 385 y hasta de 2 mil 831 días.

En otro caso, en su auditoría número 16-6-90T9N-02-0448, la ASF precisó que de marzo a diciembre de 2016 se utilizó el helicóptero Eurocopter EC-145 de Pemex para 108 traslados, para los cuales se identificó el nombre y cargo de los pasajeros que los realizaron. Sin embargo, en 10, realizados por el entonces secretario general y otros funcionarios de la empresa, no se justificó ni documentó el motivo.

En marzo de 2014, la Gran Alianza Nacional Petrolera denunció que Romero Deschamps es dueño de diversas compañías que prestan servicios a Pemex, por lo que tiene el doble papel de líder gremial y ‘‘contratista’’ de la empresa del Estado.

Por otro lado, la ASF determinó que en el préstamo para vivienda por 500 millones de pesos que hizo Pemex, en 2011, el STPRM debe aclarar el destino de al menos 45 millones de pesos, reportados como Egresos por erogaciones recuperables por la paraestatal en su cuenta de Pemex Consolidado.

De acuerdo con el reporte presentado por la ASF, Pemex y el gremio petrolero tienen el convenio administrativo sindical 10614, del 27 de julio del 2011, y el depósito de recursos se hizo el 9 de diciembre de ese año como parte de su Estrategia de Vivienda Pemex-STPRM, mismos que se recuperarían en un plazo de cinco años: en enero de 2016.

Sin embargo, en las cláusulas del convenio se determinaron que este pago se puede hacer hasta noviembre de 2020, y más adelante ya no se estipula una fecha límite para liquidarlo, por lo que resulta incierto e indefinido el momento en que Pemex efectuaría la recuperación total del préstamo .

Según la ASF, los reportes que tiene Pemex, proporcionados por el sindicato, es que con el préstamo se incrementaría en 400 viviendas el programa respectivo. Pero a marzo de 2013, ya se gastaron 436.9 millones de pesos por la compra de terrenos y 43 millones de gastos, es decir, se ejerció 96 por ciento del presupuesto, pero no se tiene reporte alguno de construcción o compra de casas.

Últimas noticias