Catalanes protestan en embajada de España en México

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Integrantes de la comunidad catalana en México se manifiestan en la sede de la Embajada de España en nuestro país en protesta por la sentencia a trece años de prisión contra “los presos políticos” catalanes emitida por los tribunales de aquella nación.

Un centenar de ciudadanos de Cataluña que viven en México respondieron al llamado que se realizó esta tarde parta manifestar su rechazo a sentencia en un “juicio injusto parcial y deshonesto. Un juicio que fue una farsa desde el primer momento. No lo decimos nosotros, lo dicen decenas de observadores internacionales, testimonio de quejas sobre la actitud burlesca del tribunal, de tácticas abusivas para presentar solamente la versión de la policía. De la prohibición de servirse del catalán y del trato hostil hacia los acusados y las familias”.

En un manifiesto que se leyó durante la movilización señalaron que el juicio contra los prisioneros catalanes que han estado privados de su libertad, algunos de ellos ya por dos años, “es un castigo ejemplarizante contra todo un pueblo, por haber cometido ‘delito’ de ejercer su derecho legitimo a la autodeterminación.

Señalaron que esto no solamente es denunciado por los catalanes, si no que también lo han hecho organismos internacionales y entidades que trabajan en el ámbito de los derechos humanos, como el grupo de trabajo de las Naciones Unidas Sobre Detención Arbitraria, Amnistía Internacional, International Trial Watch y la Red internacional de Derechos Humanos EuroMed Right y la Federación Internacional por los Derecheros Humanos; inclusive dijeron, el Consejo de Europa está estudiando el caso.

“Las penas a las que han sido condenados los presos políticos catalanes por haber organizado un movimiento pacifico para mejorar la vida de los catalanes son injustas. Este movimiento, así como el referéndum de autodeterminación de Cataluña se asemejan, en su carácter democrático y pacífico a los movimientos de protesta por el fraude electoral (en México) de 2006 y a la cuarta transformación. Si este precedente se normalizase y la ciudadanía y las instituciones internacionales no reaccionaran, el ejemplo podría consolidarse y ser utilizado por otros Estados a la hora de reprimir movimientos políticos disidentes pacíficos y democráticos”.

 

Últimas noticias