Celebra Sedena 53 años del Plan DN-III-E

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El 10 de octubre de 1966 la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), aplicó por primera vez el Plan DN-III-E en Tamaulipas y Veracruz tras el desbordamiento del Río Pánuco debido al Huracán Inés.

Hace 53 años el Plan DN-III-E se diseñó como estrategia para salvar y salvaguardar la seguridad de la población en casos de desastres naturales.

A partir de entonces elementos de la Sedena se mantiene en situación de alerta permanente para aplicar de forma inmediata el Plan DN-III en toda la República cuando en cualquier momento y cuando se requiera.


Fue hasta después de los sismos de 1985 que sacudieron a la ciudad de México que se incorporaron los binomios caninos. En la actualidad la Sedena cuenta en sus filas con mil 371 perros de rescate, detectores de explosivos droga y dinero.

La exhibición de adiestramiento

Un de las principales bases aéreas militares estratégica dónde se desplazan elementos castrenses en caso de desastre natural o una emergencia nacional que amerite la aplicación del Plan DN-III E es la de Santa Lucía en el estado de México, donde el actual gobierno federal pretende construir un aeropuerto mixto civil/militar.

En la base de Santa Lucía hay una flota de 342 aviones y helicópteros. Para auxiliar a la sociedad en casos de desastres, se cuenta en especial con 15 aeronaves para transporte de carga y personal, así como 56 helicópteros.

Tan sólo en el sexenio pasado se emitieron 463 declaratorias de emergencia y 179 situaciones de desastre en el país. Además, con la participación de aproximadamente 180 mil elementos, el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana aplicaron el Plan DN-III en 2 mil 105 ocasiones, en beneficio de más de 4 millones 175 mil personas amenazadas por huracanes, tormentas tropicales, lluvias atípicas, frentes fríos, sismos e incendios forestales, en estados como Baja California Sur, Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Ciudad de México, por mencionar algunos, donde se establecieron puentes aéreos en los que se emplearon 73 naves para desalojar a 15 mil 298 personas y transportar 3 mil 177.4 toneladas de víveres.

Para conmemorar un años más del Plan DN-III-E, este jueves la Sedena realizó la demostración del adiestramiento, organización, equipamiento y funcionamiento con que cuenta el personal del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos a través de un ejercicio de simulación a gran escala de un terremoto de ocho grados.

Juan José Montiel Maldonado, coronel de infantería diplomado del Estado Mayor, señaló en todos estos años la Sedena ha desplegado todos los medios, recursos humanos y materiales para estar cerca y apoyar a la población cuando lo requiere.

"Durante esta administración hemos trasladado en más de mil 61 eventos a 35 mil personas militares tanto del Ejército como Fuerzas Aerea. Durante estos 53 años que estamos conmemorando este 10 de octubre hemos tenido la oportunidad de proporcionar apoyo a la población civil en caso de desastres".

El también jefe de la subsección de protección civil de la Sedena Ñ, agregóque el Plan DN-III-E se aplica mediante tras fases: la de prevención, auxilio y recuperación. "Bajo estos tres procedimientos tenemos la oportunidad de salir al extranjero bajo el concepto de ayuda humanitaria de manera bilateral. Hemos desplegado a elementos en 43 ocasiones para auxiliar a 20 países diferentes".

Durante el simulacro que duró más de dos horas, 120 elementos de rescate urbano aplicaron el protocolo de intervención para proporcionar y garantizar el auxilio de la población civil luego de un sismo de ocho grados.

En la demostración los militares del equipo urbano conformado por binomios canófilos, rescate de estructuras coloasadas, para atención de emergencias, químico biológico y radiológico, medicina táctica, remoción de escombros, así como de seguridad, actúaron luego de un supuesto sismo con epicentro en Axochiapan, Morelos que afectó un Hospital General de la zona, rescatando debajo de escombros a los heridos.

Últimas noticias