Mediará AMLO para agilizar las indagatorias sobre los 43

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. A unos días de que se cumplan cinco años de la desaparición forzada de 43 normalistas de Ayotzinapa, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió con los padres de los jóvenes a gestionar una reunión con el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, para agilizar las indagatorias sobre el caso, y a dialogar con el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González, a fin de que el Ejército entregue toda la información que tenga sobre los crímenes contra los jóvenes, ya que hasta ahora los datos que ha proporcionado son insuficientes.

Esos fueron dos de los tres compromisos que el mandatario federal asumió ayer con las familias de los estudiantes durante la reunión que tuvieron en Palacio Nacional, donde también se presentó un informe de los avances de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia en el caso Ayotzinapa, que es presidida por el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez.

Un tercer acuerdo fue que bimestralmente los padres y sus representantes de las organizaciones civiles que los han acompañado se reunirán con López Obrador para analizar los avances de los trabajos encaminados a conocer la verdad y alcanzar la justicia, y dar con el paradero de los jóvenes.

Al finalizar el encuentro, Encinas Rodríguez afirmó que resolver este caso es una prioridad del gobierno federal, por lo que los seguiremos buscando y los vamos a encontrar.

Puntualizó que están abiertas líneas de investigación que no fueron atendidas durante el sexenio pasado. “Estamos reconstruyendo muchos de los aspectos que la mal llamada verdad histórica no abordó”.

Ante el riesgo de que varios de los presuntos responsables obtengan su libertad por irregularidades en los procesos, Encinas confió en que el Poder Judicial actúe con diligencia, responsabilidad y ciudando el derecho de las víctimas.

Horas antes, durante su conferencia matutina, el presidente López Obrador expresó que la reunión se da para hacer patente la voluntad de su administración de seguir buscando a los jóvenes hasta encontrarlos. No vamos a descansar en eso, es una prioridad de gobierno.

Después del encuentro con el Presidente, las madres y los padres de los normalistas ofrecieron una conferencia de prensa en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, para dar los detalles de la reunión, en la que estuvieron funcionarios federales.

Familiares de las víctimas y sus representantes legales expresaron su preocupación por que varias instituciones del Estado –en particular la FGR y el Ejército– no avanzan al ritmo de la comisión para la verdad creada por decreto presidencial.

Se acordó además que se investigará a ex funcionarios estatales, federales y mandos militares que incurrieron en omisiones durante los hechos, e irregularidades en las indagatorias desarrolladas en el sexenio pasado, como el caso del entonces titular de la Agencia de Investigación Criminal de la extinta Procuraduría General de la República, Tomás Zerón.

Santiago Aguirre Espinosa, director del Centro Prodh, señaló que uno de los acuerdos fue que el Ejército pudiera entregar toda la información sobre el caso con que cuente, ya que pese al compromiso asumido por el secretario Sandoval González con la comisión para la verdad, lo que hasta ahora la Sedena ha presentado son datos que obran en el expediente procesal y en el de las investigaciones realizadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

 

Últimas noticias