Emite CNDH recomendaciones a 3 entidades por inadecuada atención a presas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió las Recomendaciones 49/2019, 54/2019 y 58/2019, dirigidas respectivamente a los gobernadores de los estados de Sinaloa, Veracruz y Colima, con respecto a la atención inadecuada que reciben las mujeres privadas de la libertad en los centros penitenciarios mixtos que las albergan en condiciones de desigualdad.

Mediante un comunicado, el organismo autónomo afirmó que ha constatado que las prisiones mixtas visitadas de dichos estados “no reúnen las adecuadas condiciones de habitabilidad, ya que su infraestructura, organización y funcionamiento gira alrededor de las necesidades de los varones”, lo cual contraviene el artículo 18 Constitucional, referente a que las mujeres compurgarán sus penas en lugares separados de los hombres.

En los mencionados centros de detención, las mujeres carecen de personal médico y de seguridad, alimentación especializada para las personas menores de edad que viven con ellas, tienen deficiencias en infraestructura, les faltan talleres, aulas, áreas médicas, comedores, cocinas, áreas deportivas, ludotecas y espacios de visita conyugal adecuados, además de casi nula actividad cultural y recreativa.

También se evidenció la falta de atención especializada, como el servicio obstétrico, ginecológico y pediátrico, por lo que es imperativo que se instrumenten políticas públicas en la materia y medidas para garantizarles estancia digna en los centros penitenciarios, enfatizó la CNDH.

De acuerdo con el más reciente Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria, los centros penitenciarios mixtos obtuvieron una calificación de 5.98 en promedio a nivel nacional, en tanto que los femeniles alcanzaron 7.57, mientras que el estado de Sinaloa obtuvo calificación de 5.62; Veracruz, 5.87 y Colima de 6.61, todo ello en escala del 0 al 10, lo que generó visitas extraordinarias a esas entidades federativas para realizar entrevistas a personal penitenciario y mujeres privadas de su libertad, en las cuales la CNDH observó que la situación actual propicia la transgresión de los derechos a la alimentación, seguridad, actividades laborales y educativas, entre otros.

Por todo lo anterior, la CNDH le recomendó a los Gobernadores de los estados de Sinaloa, Veracruz y Colima, realizar acciones para que la entidad respectiva cuente por lo menos con un establecimiento específico para mujeres privadas de la libertad o, en su caso, asignar recursos presupuestales, materiales y humanos que permitan la organización y el funcionamiento independiente de los centros visitados, desde su titular, que deberá ser mujer, hasta el personal de las áreas jurídica, técnica, médica, administrativa, seguridad y custodia, así como infraestructura y equipamiento para que se garanticen condiciones de estancia digna y segura para ellas, sus hijas e hijos.

Igualmente, se les señala que deben emprender acciones para que se garantice el derecho a la reinserción social de las mujeres privadas de la libertad en dichos estados, en especial en labores productivas, privilegiando el trabajo remunerado y su capacitación en actividades útiles para cuando obtengan su libertad; e iniciar un programa de capacitación continua con perspectiva de género dirigido al personal que atiende a las mujeres.

Últimas noticias