Avance de 93% en el plan de pensiones a adultos mayores

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Miércoles 11 de septiembre de 2019. El programa de pensiones para adultos mayores tiene ya un avance de 93 por ciento, al llegar a 8 millones 38 mil beneficiarios, de una meta de casi 8.6 millones, informó ayer la Secretaría del Bienestar.

El presidente Andrés Manuel López Obrador detalló que para concretar el reparto de las tarjetas con que se entregan las pensiones, se instalarán 13 mil centros integradores con sucursales del Banco del Bienestar en comunidades de todo el país, a la par del desarrollo del programa de acceso a Internet, mismo que servirá para que operen los cajeros, para el cual ya se constituyó una filial de la Comisión Federal de Electricidad que operará el servicio.

Poco más de la mitad de los beneficiarios (4.7 millones) recibe su pensión de 2 mil 550 pesos mensuales con las llamadas tarjetas del Bienestar, mientras el resto lo obtiene en efectivo. La dependencia informó que se han perpetrado siete robos de repartos de este programa correspondientes a los recursos que se dan en efectivo, los cuales suman 20 millones de pesos.

Durante la conferencia de prensa que encabeza el Presidente, la titular y la subsecretaria de la dependencia, María Luisa Albores y Ariadna Montiel, respectivamente, detallaron que hubo dos casos de hurto en Chiapas y dos más en Oaxaca, así como uno en Hidalgo, Michoacán y Guerrero.

Montiel explicó que el dinero está asegurado y era transportado por empresas de valores contratadas por el Banco del Bienestar.

La inversión proyectada hasta octubre, cuando se concrete la entrega más reciente de fondos, es de 96.3 mil millones de pesos (mmdp). En el presente año se ejercerán 120 mmdp y para 2020 se proyecta destinar 126 mmdp, de acuerdo con el proyecto de Presupuesto de Egresos entregado a la Cámara de Diputados el fin de semana, agregó Albores.

El presidente López Obrador recordó que dicho programa comenzó hace 18 años en su gestión como jefe de Gobierno capitalino, y desde hace 10 años la administración federal lo retomó para aplicarlo en todo el país, pero no igual, porque se entregaba la mitad de recursos por persona que en la capital y no era universal, ya que no tomaba en cuenta a quienes tenían ya pensión de Issste, IMSS o fuerzas armadas.

Todavía el año pasado era sólo para quienes no tenían pensión formal; ahora es universal, es un derecho, y llega a más de ocho millones de adultos mayores, agregó.

El programa, apuntó, se irá mejorando, para lo cual es fundamental el Banco del Bienestar y no usar efectivo, porque se evitan la corrupción y los asaltos. Insistió que para ello se instalarán en un periodo de seis meses las 13 mil sucursales mencionadas, en comunidades estratégicas. Dicha institución manejará poco más de 300 mil millones de pesos al año.

Actualmente, toda la banca nacional tiene alrededor de mil 100 sucursales en el país, y en miles de cabeceras municipales no hay sucursales bancarias.

Luego de que el Presidente señaló que en la Ciudad de México hubo un descontrol al inicio del reparto de las pensiones por el cambio en el formato del programa, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien también acudió a la conferencia, afirmó que se trató de una confusión que generó el cambio de tarjetas. Sostuvo que requirió de casi cuatro meses el reparto de tarjetas, pero actualmente ya reciben su pensión 847 mil 898 adultos mayores en la capital, 200 mil más que el año pasado.

Últimas noticias