Necesaria una transformación del Poder Judicial en México: Segob

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La función judicial en México afronta dos problemas muy importantes, el acceso a la justicia como servicio público, de manera particular en la vertiente de acceso los tribunales; y el del número de conflictos que esto resuelven, aseguró la Secretaría de Gobernación.

“La conducta judicial debe ser ante todo imparcial, es decir, para impartir justicia se debe ser independiente. Nuestra realidad refleja hoy una gran desconfianza en torno a las decisiones judiciales, una indignación generalizada por lo que la confianza en la sociedad ha decaído. Frente a esto se torna necesaria una transformación de los poderes judiciales y este debate es inaplazable”.

Al participar en el foro “Debate inaplazable: las transformaciones que los Poderes Judiciales necesitan en el México del Siglo XXI”, Jorge Ordóñez, titular de asuntos jurídicos de la Secretaría de Gobernación, leyó unas palabras a nombre de la titular de la dependencia, la ministra Olga Sánchez Cordero quien no pudo asistir:

“Hablar de justicia es hablar de gobernabilidad, porque gobernabilidad es justicia y en esta Cuarta Transformación de la vida pública del país se están dando las condiciones de colaboraciones necesarias entre los poderes de la unión para acabar con prácticas que durante muchos años han entorpecido la labor judicial.

“Nuestra nación históricamente ha demandado mejores condiciones para la impartición de justicia hoy que experimentamos una nueva etapa de transformación social hacia un Estado realmente democrático, no debemos temer a los cambios que la reingeniería de nuestro andamiaje jurídico exige para ser un mejor país y un verdadero Estado de derecho”.

Añadió que la transformación que requiere el Poder Judicial lleva a pensar directamente en el tema de una mayor independencia, de un mayor acceso a la justicia local, de mejorar los sistemas de rendición de cuentas de los poderes judiciales. “La actual legislatura, ha presentado cerca de 35 iniciativas de reforma a los poderes judiciales enfocadas en tres aspectos: combate a la corrupción, austeridad y fortalecimiento en la independencia judicial”.

Además hizo hincapié en el fortalecimiento de los procesos de selección y formación continua de los funcionarios judiciales, así como reforzar la paridad de género en las diversas instancias judiciales mediante diversos mecanismos y la correcta selección de los perfiles idóneos para jueces y magistrados.

“Prueba fehaciente de estos cambios la constituye el concurso de posición recientemente lanzado por el Consejo de la Judicatura para la elección de juezas. Es importante restaurar la confianza de las decisiones judiciales al restaurar las decisiones de autoridad que violen derechos fundamentales y al respetar el principio de legalidad para todos, pues sólo así se cristalizará el equilibrio en la participación de justicia".

 

Últimas noticias