Emilio Zebadúa consigue suspensión definitiva contra aprehensión

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Emilio Zebadúa González, ex oficial mayor de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en el gobierno de Enrique Peña Nieto, obtuvo una suspensión definitiva que impide que sea detenido para enfrentar las acusaciones que la Fiscalía General de la República (FGR) tiene en su contra por el desvío de más de cinco mil millones de pesos.

El juzgado tercero de distrito con sede en el estado de Chiapas, concedió una suspensión definitiva, en tanto se resuelve el juicio de amparo, para que el Ministerio Público no pueda citar a comparecer, confiscar bienes o judicializar la carpeta de investigación en la que se le imputa haber dirigido la falsificación de firmas y convenios, simulación de contrataciones y otros actos que derivaron en un daño al erario por 5 mil 73 millones de pesos.

El 19 de julio de este año, Emilio Zebadúa solicitó la protección de la justicia federal ya que el Ministerio Público Federal cometió omisión de dar acceso a constancias y confiscación de bienes; omisión legislativa al aprobar el Código Nacional de Procedimientos Penales (no contener norma vinculante que imponga al MP la obligación forzosa de notificar al imputado la acusación o imputación formulada en su contra).

Zebadúa González, quien fue el oficial mayor de la Sedesol Sedatu cuando las encabezó Rosario Robles Berlanga, fue el principal responsable en el operativo de suscribir los convenios irregulares que causaron daños al erario federal por más de cinco mil millones de pesos.

Así consta en el Auto de Vinculación a Proceso que se dictó contra Robles Berlanga por el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Acusatorio Felipe de Jesús Delgadillo Padierna donde se menciona que la ex funcionaria incurrió en la omisión de sus responsabilidades: “María del Rosario sabía que al no dar aviso o no evitar la suscripción de convenios en las mismas condiciones, continuaría un daño al patrimonio de las dependencias a las que representó.”

El documento explica uno a uno los argumentos por los cuales el juez decidió que hay indicios de prueba suficientes como para sujetar a proceso a la ex titular de la Sedesol y Sedatu; en las páginas 12 y 13 señala que Robles Berlanga “no evitó que las personas a su cargo hayan cesado en sus conductas, al contrario, tácitamente permitió que, en dos Secretarías de Estado distintas, actuaran de la misma manera y ocasionaran daños a su patrimonio; con independencia de que eran personas a su cargo, también se advierte que fueron las mismas personas en ambas secretarías, principalmente Emilio Zebadúa como oficial mayor en las dos dependencias. Así, a pesar de la ascendencia jerárquica sobre él, no lo instruyó para cesar de suscribir convenios irregulares”.

Últimas noticias