Tras 17 años presos, prevén liberación de Daniel García y Reyes Alpízar

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Tras 17 años de prisión a la espera de sentencia, este lunes se abrió la posibilidad para que Daniel García Rodríguez y Reyes Alpízar Ortiz, acusados de homicidio calificado, sean liberados y el proceso judicial en su contra lo sigan excarcelados.

El juez penal de primera instancia del distrito judicial de Tlalnepantla, estado de México, Felipe Landeros Herrera, dio oportunidad de poner fin a la que es considerada por agrupaciones civiles y organismos internacionales como “el proceso más largo de prisión preventiva sin sentencia registrado en todo el mundo occidental”. Han pasado más de 17 años en prisión preventiva, cuando la Constitución asienta que esta medida debe prolongarse un año o máximo dos.

La organización Pena Sin Culpa –que acompaña el proceso— dio a conocer que durante la audiencia de revisión y cambio de medida cautelar celebrada este lunes, el juzgador presentó una “resolución trascendental e histórica” al señalar que de acuerdo con la información técnica proporcionada por el Centro Estatal de Medidas Cautelares, no existe riesgo procesal y se recomendaba una medida en libertad para los inculpados.

Durante la audiencia, el representante del Ministerio Público expresó que al no existir forma de demostrar la necesidad de la prisión preventiva y la inexistencia de riesgo procesal, le era imposible insistir o justificar que se mantuviera la medida de prisión preventiva, por lo que pidió se les impusieran opciones alternativas al encierro.

Tras esta decisión, ahora corresponderá al fiscal General de Justicia del estado, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, pronunciarse por la libertad de los acusados. “Las autoridades tienen la oportunidad de dar cumplimiento a la resolución de Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de las Naciones Unidas, que recomendó al Estado mexicano desde 2017 liberarlos de forma inmediata”, enfatizó Pena Sin Culpa.

Agregó que en favor de García Rodríguez y Alpízar Ortiz también existe el análisis del Centro Estatal de Medidas Cautelares que acreditó que no hay riesgos procesales y se pronunció en favor de darles medidas en libertad.

Los dos se encuentran sujetos a proceso por el homicidio de quien fuera regidora de Atizapán de Zaragoza, María de los Ángeles Tamez Pérez, en septiembre de 2001. A García Rodríguez se le detuvo en febrero de 2002 y es acusado de ser el autor intelectual, de acuerdo con su defensa, fue torturado psicológicamente durante el tiempo que estuvo en arraigo. Alpízar Ortiz fue aprehendido ocho meses después y se le torturó para declararse como autor material del asesinato. De acuerdo con sus abogados “se encuentran en prisión sin haber cometido delito alguno”.

Además del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias, otras instancias internacionales se han pronunciado en favor de ambos hombres: la oficina en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Comité contra la Tortura del organismo multilateral; al igual que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –que recientemente admitió el estudio del caso– y Amnistía Internacional.

El juez Landeros Herrera señaló durante la audiencia de este lunes que a pesar de la ausencia de riesgo y viabilidad técnica para medidas diferentes a la prisión preventiva y el derecho a ser juzgado en un plazo razonable o ser puesto en libertad, reconocido a nivel internacional por la Convención Americana y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el catálogo de delitos que existe en la actualidad a nivel constitucional para que la prisión preventiva sea oficiosa y la interpretación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre las restricciones a derechos humanos establecidas en la Constitución, no permitía conceder el cambio solicitado, pero que al no existir una oposición fundada y dada la petición expresa del Ministerio Público, procedía conceder el cambio siempre y cuando el Fiscal General del estado ratifique la petición conforme lo establece el Código Nacional de Procedimientos Penales.

“Después de 6 mil 379 días de detención sin que se les haya comprobado su responsabilidad de algún delito, por fin podrían recuperar su libertad, aun que esta lucha no termina aquí, la obtención de la libertad de Daniel y Reyes es sólo un derecho que les corresponde como victimas de la fabricación del delito en su contra. La lucha continuara hasta que el gobierno y el poder judicial del estado de México y el Estado mexicano reconozcan su inocencia, identifiquen las graves violaciones a los derechos humanos que sufrieron (ellos y sus familiares por más de 17 años), ofrezcan una disculpa publica y reparen el daño de forma integral”, señaló Pena Sin Culpa.

Agregó que la sentencia del juez “es histórica porque genera una interpretación novedosa sobre el alcance de la prisión preventiva. La libertad de Daniel y Reyes es un paso en la obtención de justicia y el cumplimiento de las recomendaciones internacionales en materia de derechos humanos y resultado de la importante gestión del subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, cumpliendo el compromiso que en campaña hiciera el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de generar libertad a todos los presos políticos de México”.

 

Últimas noticias