Nabor Cruz confía en que convencerá a AMLO del valor del Coneval

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), José Nabor Cruz Marcelo, convencerá al presidente Andrés Manuel López Obrador de la utilidad del organismo con el informe de la Medición de pobreza 2008-2018 que presentará el 5 de agosto. Con este reporte se tendrá por primera vez la serie de una década de esta problemática a escala nacional y estatal, será una fotografía de lo que ocurre y lo que se puede esperar con las políticas sociales.

En la práctica se da la importancia de cualquier actividad. El mensaje sería: para el 5 de agosto hay un informe relevante que dará cuenta del alto nivel del valor agregado y la utilidad de las evaluaciones que realiza el Coneval, señala en entrevista telefónica, realizada el jueves por la noche.

Explica que ese mismo día fue notificado por el área administrativa del Coneval que 130 plazas eventuales ya habían sido aprobadas por la Secretaría de Hacienda y se pagarán esos contratos. Este fue uno de los requerimientos para garantizar la operación del organismo, que previamente había planteado su anterior titular, Gonzalo Hernández Licona, quien fue destituido el 22 de julio.

Al preguntársele si la retención de recursos fue una medida de presión política para el anterior titular del organismo, menciona que no, ya que el sábado 20 en un boletín la Secretaría de Bienestar daba información puntual, de un procedimiento administrativo que se estaba llevando a cabo. Las plazas están garantizadas para lo que resta del año. Con ello se podrá hacer la medición y evaluar los programas sociales.

Ante la polémica desatada en los días recientes, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador señalara que las actividades del Coneval las podría hacer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Cruz Marcelo expresa respeto por el comentario del Presidente; sin embargo, de acuerdo con la normatividad, cada organismo tiene objetivos y actividades específicas. Por ejemplo, refiere, el Inegi hará pública la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares el 31 de julio y después el Coneval tomará los datos de esa encuesta para hacer la medición de la pobreza. En la práctica evidentemente hay una clara diferencia de las responsabilidades que realiza cada uno.

En relación con la permanencia de tres consejeros desde 2006 y de otros tres desde 2010, explica que esto es porque está pendiente la ley secundaria que se quedó guardada en el cajón en 2015. Al cuestionársele si el hecho de que esa iniciativa esté congelada implica que sigue vigente la Ley de Desarrollo Social, que incluye las reglas para los cambios de los consejeros, responde que es información que tiene que revisar.

Sobre la desaparición de programas sociales como Prospera y Estancias Infantiles, Cruz Marcelo indica que “los consejeros académicos, previamente a mi llegada, ya habían emitido una serie de planteamientos en los que fijaban los primeros análisis sobre estos cambios en la política social. Básicamente que se requiere una mayor temporalidad, para ver cómo avanzan las estrategias.

Todos los gobiernos tienen diferentes enfoques de atacar la pobreza, nuestra tarea es ir revisando metodologías, procedimientos y ver si se puede llegar a ese gran objetivo que como gobierno federal se ha fijado para combatir y reducir la pobreza”.

Agrega que como investigador puedo decir que soy un ferviente creyente de que cualquier política que ayude a reducir la desigualdad y pobreza, se aplaude y es una buena acción.

 

Últimas noticias