Tensión entre Ejecutivo y CNDH impide reducir crisis de DH: diputada

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

La tensión y el distanciamiento entre la Presidencia de la República y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) no contribuye a reducir la crisis de derechos humanos que vive el país, definió la diputada Lorena Villavicencio (Morena).

“No se ha entendido, por parte del Ejecutivo federal, la función, el papel de la CNDH, que es contrapeso, no enemigo. Ojalá haya una reconsideración. Los órganos autónomos no son comparsa del gobierno. La comisión es patrimonio de todos los mexicanos y la gente cree más en ella que en el acceso a la justicia”, dijo.

Luego de las diferencias entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y la CNDH, Villavicencio –quien es integrante de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados- recordó que la figura del ombudsman surgió en México como mecanismo para investigar y denunciar las violaciones de derechos humanos que autoridades cometen contra ciudadanos.

“No es un ente político, que se rija bajo una preferencia y partidaria; no debe ser tampoco aval o dique para las políticas públicas, ni para las decisiones que desde el poder legítimamente electo se tomen. No es fiscal, ministerio público o juez ni mucho menos alguacil del Ejecutivo”, dijo también.

Anunció que la próxima semana presentará un punto de acuerdo donde pedirá que la Comisión Permanente apruebe un exhorto al presidente Andrés Manuel López Obrador a “respetar la relación institucional” con la CNDH. “El Presidente debe estar más atento a que el Poder Judicial haga su trabajo para acabar con la corrupción”, declaró.

Señaló que también propondrá una iniciativa de reforma a la Constitución, para que todas las recomendaciones de la comisión sean vinculantes.

Consideró que el mandatario “tiene la oportunidad, la responsabilidad, sobre todo el compromiso, de atender las violaciones del pasado y comprender que en su posición actual la CNDH no es el enemigo; como organismo autónomo, su creación viene de las luchas sociales de izquierda”.

Luego de que el Presidente acusó a la CNDH de encubrir, en el pasado, las violaciones de derechos humanos, Villavicencio sostuvo que sus afirmaciones son “desafortunadas… descalificar a los contrapesos autónomos, tachándolos de cómplices de gobiernos anteriores y por tanto enemigos, con base en percepciones subjetivas disminuye el fortalecimiento institucional”, cuestionó la legisladora.

Incluso señaló que “la pretensión de etiquetar con matices políticos las resoluciones de la CNDH solo tendrá el efecto de ocultar el mensaje, pero las acciones arbitrarias que lesionan los derechos de las personas en México permanecen sin atención”.

Últimas noticias