Policías allanan con violencia domicilio en CDMX

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Policías capitalinos allanaron con extrema violencia y sin orden judicial el domicilio que se localiza en Oaxaca 112, esquina Guerrero, en la colonia Héroes de Padierna, en la Alcaldía Magdalena Contreras, y durante el operativo golpearon y detuvieron a una mujer embazarada, a Óscar Omar Laureles —de quien se desconoce su paradero porque inicialmente los uniformados aseguraron que por sus lesiones se encontraba grave y que había sido trasladado al Hospital de Xoco, pero el inmueble lleva más de un año en remodelación y no recibe pacientes para hospitalización—, y de igual manera detuvieron al padre del presunto acusado de cometer un robo.

De acuerdo con testimonios de los afectados, los agentes allanaron el domicilio sin presentar una orden de cateo o de localización y causaron destrozos en el inmueble y con lujo de violencia actuaron en contra de los habitantes.

Los hechos se registraron al filo de las 8:30 horas de este jueves y aunque los familiares de Óscar Omar Laureles pretendieron interponer una denuncia en contra de los uniformados por la sustracción de objetos y las lesiones causadas, tuvieron que transcurrir más de seis horas de espera, tiempo en el cual los uniformados que participaron en el operativo fueron aleccionados por una agente del Ministerio Público dependiente de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) para que “cuadraran” sus declaraciones en torno a lo ocurrido.

La mujer embarazada y esposa de Óscar Omar Laureles se encuentra detenida en los separos que la PGJCDMX tiene en la Alcaldía Magdalena Contreras II, sin que en su contra existiera ninguna imputación.

Respecto de Óscar Omar Laureles, existen antecedentes penales por su involucramiento en una acusación de robo, situación por la que purgó una condena.

Sin embargo, el grupo de policías que lo detuvieron hoy, hace cuatro semanas lo habían aprehendido y también lo golpearon e hirieron por lo que el Ministerio Píublico capitalino no les aceptó la puesta a disposición, lo que derivó en la amenaza de que la siguiente no la iba a librar.

Esta mañana fue golpeado y herido en la cabeza, motivo por el cual supuestamente los agentes lo trasladaron al Hospital de Xoco, pero en esas instalaciones no se reciben pacientes para hospitalización.

Hasta hace unos minutos los agentes aprehensores y las autoridades ministeriales desconocían el sitio de su internamiento y su estado de salud, aunque hace unas horas indicaron que su estado había sido reportado como “grave”.

 

 

Últimas noticias