Pide AMLO voltear hacia los pueblos del sur y ser solidarios

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Sábado 8 de junio de 2019, Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró anoche el acuerdo alcanzado entre funcionarios de México y Estados Unidos. “Gracias al apoyo de todos los mexicanos se logró evitar la imposición de aranceles a los productos mexicanos”.

Vía Twitter, anunció que el Acto de unidad en defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de los Estados Unidos, al que convocó para este sábado en Tijuana, se llevará a cabo, pero será para celebrar el arreglo bilateral al que llegaron en Washington los negociadores de ambos países.

Una hora antes de que se alcanzara el acuerdo, al encabezar la Cumbre de Alcaldes de América del Norte en Los Cabos, Baja California Sur, López Obrador se pronunció en contra del aislamiento y la construcción de murallas, y pidió respaldar a Centroamérica: “En la medida que se voltee a ver hacia los pueblos del sur y se actúe de manera solidaria con ellos, en esa medida vamos a tener también en el norte una mejor convivencia”.

Horas antes, durante la conferencia mañanera, López Obrador confirmó el despliegue de más de 6 mil elementos de la Guardia Nacional (GN) en la frontera sur para frenar y “acompañar” la repatriación de personas en tránsito. Es mejor, dijo, mantener a los migrantes en el sur a que se trasladen al norte, donde corren más peligro ante el acoso de bandas criminales. “Recuerden lo de San Fernando”.

El Presidente explicó que, por ley, México debe frenar el flujo migratorio sin hacer uso de la fuerza y, a la vez, “ayudar” a Estados Unidos sin violar los derechos humanos. Aclaró que nuestro país no pide recursos para cumplir con su responsabilidad. “No queremos armamentos ni helicópteros”, sino apoyo para el desarrollo de los países expulsores. “Necesitamos mantener una muy buena relación con el gobierno de Estados Unidos”:

Por la noche, durante la Cumbre de Alcaldes de América del Norte, el jefe del Ejecutivo federal insistió en que México no quiere la confrontación con el gobierno de Estados Unidos. “No queremos dejar de ser amigos del presidente Donald Trump y, sobre todo, por encima de todo, queremos seguir siendo amigos del pueblo estadunidense.

No es opción confrontarse, insistió, porque apostar por el predominio del más fuerte y por la guerra no es lo más conveniente.

El Presidente invitó a pensar en “un desarrollo regional incluyente”, ya que “nadie sale de su pueblo y abandona su familia por gusto, lo hace por necesidad. Los problemas actuales tienen que ver con la falta de desarrollo, de oportunidades en el sur del continente”.

En este encuentro, Carlos Slim, presidente del Grupo Carso, también se pronunció porque se invierta en el sureste de México y en Centroamérica.

Por el bien de todos hay que invertir en el sureste de México y en Centroamérica para incorporar a la población hoy marginada a la modernidad, formando clases medias educadas que participen activamente en la nueva civilización que se sustenta en el bienestar de todos”, señaló, tras resaltar la unidad de los alcaldes de América del Norte.

La cumbre fue escenario para refrendar la unidad nacional, en el contexto de las negociaciones entre México y Estados Unidos.

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, dijo que la hermandad de alcaldes no la rompe “ni un 5 por ciento de aranceles”, y el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, señaló que es tiempo de una nueva época, “de colaborar en lugar de crear muros. En esos momentos cuando hay voces que intentan separar nuestras tres naciones y nuestra gente, voces de quienes intentan separar y dividir, somos evidencia de la fuerza que es nuestra colaboración y cooperación”, dijo.

Por la mañana, aún sin haber alcanzado un acuerdo en Washington, ante la intención del presidente Trump de imponer aranceles, López Obrador insistió en “apoyar” al vecino país.

Incluso respondió con una señal de amor y paz cuando le pidieron su opinión ante las declaraciones de su homólogo de que México es el que necesita a Estados Unidos, no al revés.

Ante la insistencia de los reporteros de que la contención de la GN sería moneda de cambio para evitar los aranceles, respondió: “Soy dueño de mi silencio”.

Tampoco fue explícito cuando le preguntaron si había presiones de Estados Unidos para que México se convierta formalmente en “tercer país seguro”, receptáculo de solicitantes de asilo.

¿Es una posibilidad?

No tengo información de eso.

Últimas noticias