Lamenta González Pérez que AMLO no acepte conocer informe de CNDH

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, lamentó que el titular del Ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, no haya abierto un espacio en su agenda para escuchar la situación que guardan las garantías fundamentales en el país, al no aceptar un acto público para que se le presentara personalmente el informe anual 2018 de actividades del organismo nacional.

El ombudsperson nacional subrayó que en los primeros meses de gestión del nuevo gobierno federal "se empiezan a acumular hechos, actos y omisiones que, vistos en su conjunto, nos harían suponer que procurar la vigencia de los derechos humanos no se está asumiendo como una premisa y límite de toda actuación pública, ni se están adoptando medidas pertinentes para revertir la situación que, desde hace varios años nuestro país ha enfrentado en diversos rubros".

Como adelantó La Jornada hace unas horas en su versión en línea, por primera vez en la historia de la CNDH (casi 29 años) un presidente de la República no recibirá de manera personal el informe anual del organismo.

Habitualmente, se realizaba una ceremonia oficial ante la presencia del mandatario -quien escuchaba y respondía el informe- y de representantes de las organizaciones de la sociedad civil, así como de otros funcionarios. Pero en esta ocasión, pese a las reiteradas solicitudes de la CNDH para concretar la cita, el gobierno federal respondió que el balance del año pasado se presentara por escrito a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, lo que se hizo esta mañana.

Para González Pérez este desdeño por parte del presidente López Obrador resulta "desalentador para la defensa de los derechos humanos".

Tras entregar el informe a la titular de la SG, el presidente de la CNDH ofreció una conferencia de prensa para censurar la posición del Ejecutivo federal. "Más allá de un acto meramente formal, el encuentro que propiciaba la presentación de este informe abría un espacio directo e inmediato para que la CNDH pudiera exponer ante el Ejecutivo federal un balance anual sobre la situación de los mismos, así como reflexionar, prospectivamente, sobre los retos y situaciones que demandaban atención especial para el año en curso, cuestiones que en este 2019 no pudieron concretarse, al no haberse generado un espacio para que los derechos humanos fueran escuchados".

El ombudsman nacional aseveró que 2018 fue un "año crítico" para los derechos humanos en el país y dos sectores donde se presentaron graves déficit son la salud y la seguridad y la justicia.

"Durante 2018 subsistieron problemas tan graves como las miles de personas desaparecidas, la prevalencia de la tortura, el emplazamiento forzado interno, la explotación y abuso a migrantes, las fosas clandestinas e irregulares, la persistencia de la violencia de género, la trata de personas, así como la violencia en contra de periodistas, comunicadores y defensores de los derechos humanos, mismos que los que la cifra de homicidios durante 2018 registró un total de 17 casos. Estos problemas requieren atención pertinente y urgente, no sólo medidas paliativas o coyunturales y constituyen pendientes en la agenda para 2019 en el ámbito de los derechos humanos".

González Pérez agregó que en lo que va de 2019, se han registrado ya los homicidios de 12 periodistas y defensores de derechos humanos, por lo que además de exigir que estos delitos no queden en la impunidad, también llamó a que desde ningún ámbito del poder público se les estigmatice o se presenta descalificar a esos profesionales.

Remarcó que en el pasado exigieron "graves deficiencias y omisiones" de las autoridades de los distintos niveles y ámbitos de gobierno. "Esos problemas previos sólo pueden servir para explicar la situación actual, más no para justificar que no se actúe o pretender desviar con ello la atención de los verdaderos problemas de fondo. La autoridad que actuó indebidamente en el pasado debe ser investigada y sancionada, la autoridad que en el presente no actúa¡ procurando el respeto y vigencia de esos derechos, así como del marco jurídico vigente, viola derechos humanos y, eventualmente, genera responsabilidades de índole diverso".

Enumeró algunos de los temas prioritarios que la administración de López Obrador tendrá que revisar y atender para generar una mayor protección y vigencia de los derechos humanos: la falta de apoyo a las estancias infantiles y refugios para mujeres víctimas de violencia, las instancias de atención a personas con discapacidad, la descalificación de las organizaciones de la sociedad civil y los periodistas y la necesidad de prevenir discursos que polaricen y dividan a las personas.

"La obligación de las autoridades es actuar para dar sentido, vigencia y garantía a los derechos humanos. Expresar públicamente un compromiso con su respeto no es suficiente para dotar de pertinencia y viabilidad las políticas que se adopten y las acciones que se implementen. La verdad no se construye y determina mediante el discurso o los dichos. Son los hechos, la evidencia concreta y objetiva, la que nos dirá el grado de compromiso y nivel de respeto que como país tengamos con los derechos humanos".

González Pérez también alertó en torno a los recientes casos en los que se ha retenido de manera ilegal a elementos de las fuerzas armadas y los riesgos que ello trae consigo.

"Si un ataque o agresión a un elemento policial, de las fuerzas armadas o de cualquier otro cuerpo de seguridad permanece impune, es porque la autoridad ministerial no ha cumplido con su obligación de investigar y perseguir el delito, siendo esa omisión o falta de actividad una conducta que sí podría violar los derechos humanos de los servidores públicos agraviados, al negarles el derecho a que se les imparta justicia.

"De igual forma, viola los derechos de los elementos policiales o de otros cuerpos de seguridad, quien los hace participar en acciones deficientemente planeadas y organizadas, y no ejerce un mando efectivo y adecuado cuando las mismas se complican, abandonando a su suerte a los elementos involucrados y propiciando que sean objetos de agresiones, vejaciones y riesgos innecesarios, o bien, que incurran en excesos en su actuación frente a terceros".

El ombudsperson nacional informó que no sólo entregó a la secretaria de Gobernación el informe anual 2018 de actividades de la CNDH, sino también el discurso que hubiera leído durante en caso de que se hubiese celebrado el acto público ante el presidente López Obrador, el informe sobre el estado de cumplimiento que guardan las recomendaciones emitidas por el organismo a su cargo durante 2019 y la agenda básica de derechos humanos 2019.

Últimas noticias