AMLO arropa a la secretaría: cuida que no haya déficit

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió la posición de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para cuidar que no haya déficit en las finanzas públicas y dijo que no coincide con la postura de Germán Martínez Cázares, quien renunció a la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Aunque lamentó la salida del funcionario del IMSS y dijo que no está molesto con la renuncia, recalcó: Hay muy buenos servidores públicos para sustituir a quienes no están conformes, y además son libres. No se puede tener a nadie a la fuerza, hay que trabajar con convicción y a gusto.

Antes de emprender una gira de trabajo en Veracruz, el jefe del Ejecutivo federal respaldó las determinaciones adoptadas por Hacienda y consideró que esta dependencia debe participar en todas las decisiones del gobierno federal, aunque se trate de organismos descentralizados y autónomos.

Él (Germán Martínez) tiene esa visión, yo no la comparto. Yo siento que se requieren los cambios y el gobierno no se puede dejar intimidar por los proveedores, porque había mucha corrupción en la compra de medicina, (hay desabasto) por lo mismo, porque había mucha corrupción. Nada más en el Seguro Social un proveedor abastecía la mitad de las medicinas, un solo proveedor. Claro que hay presiones pero hay que resistirlas y no dejarse intimidar, indicó.

Una hora después de que Martínez Cázares hizo pública su renuncia –así como una carta en la que reprochó la injerencia perniciosa de Hacienda en el IMSS–, el mandatario federal discrepó de la posición del ex panista.

Destacó que ya conocía de las diferencias entre la SHCP y el IMSS y explicó que el ex funcionario buscaba más independencia en sus decisiones en lo financiero, pero hay que apegarnos a lo que establece la Secretaría de Hacienda. Todos, porque debe haber una administración sana, sin déficit y tiene que haber orden.

En la misiva, Germán Martínez sostiene que el abasto de medicamentos, aunque está garantizado, es precario y en algunos lugares pende de un hilo, y que el control de gasto tiene consecuencias fatales, como pasillos de espera llenos de personas adoloridas y mal trato o retraso en la atención a pacientes.

Al ser interrogado acerca de los efectos del control presupuestal en el sector salud, como señaló Martínez Cázares, el mandatario federal descartó que estén en riesgo los servicios de este tipo.

Manifestó que seguramenteMartínez regresará a su escaño en el Senado, cargo al que había solicitado licencia para ocupar la dirección del IMSS, y explicó que desde hace unos días le presentó la renuncia por medio de una carta, y será mañana o pasado mañana cuando anuncie a su sucesor.

Últimas noticias