Advertencia de no pago total a salarios caídos ahonda crisis en la UAM

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La huelga en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) llega a 71 días. Y las diferencias entre el Sindicato Independiente de Trabajadores de la institución (SITUAM) y la administración universitaria se intensificaron este sábado en una sesión de diálogo en la que la UAM anunció que cuando llegue el fin de la huelga solo podrá pagar el 50 por ciento de los salarios caídos. La dirigencia del SITUAM dijo que en ningún caso aceptará menos que el 100 por ciento.

La jornada inició con la toma de la caseta México-Cuernavaca por un grupo de personas que se identificaron como trabajadores de la UAM que permitían el paso de los automovilistas a cambio de una cooperación, sin embargo, el SITUAM había anunciado el viernes que dejaría de tomar casetas y que se deslindaba de cualquier acción de este tipo. El grupo fue retirado de la caseta por una agrupación de motociclistas, que a su vez pidió cuotas a los automovilistas.

Por la tarde, las representaciones del SITUAM y de la UAM se reunieron a negociar en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, donde ambas partes señalaron a su interlocutor de ser el responsable del estallamiento de la huelga y de que se haya convertido en la más larga de la historia de la institución.

En la decimoséptima mesa de negociación desde que estalló la huelga el 1 de febrero, el SITUAM planteó a la administración universitaria una propuesta de que la institución realice un reajuste del 10 por ciento al tabulador salarial de todos los puestos y para todos los trabajadores administrativos del base y uno del 3 por ciento para todos los académicos, entre otras medidas para solucionar el rezago salarial que la universidad ha reconocido.

Y aunque reiteró que refrenda su demanda de un aumento del 20 por ciento para todo el personal, la dirigencia sindical dejó ver ese acuerdo abriría el camino al fin de la huelga.

La delegación de funcionarios, encabezados por el secretario general de la UAM, José Antonio de los Reyes Heredia, reiteró que institución, si no quiere poner en riesgo su viabilidad, no puede hacer ofrecimientos salariales mayores a los que ha hecho desde diciembre: un incremento salarial del 3.35 por ciento para todos los trabajadores y una retabulación de 3 por ciento para el personal administrativo de base y académico de medio tiempo y tiempo parcial.

“Nos vamos desolados en el tema del salario -dijo el secretario general del sindicato, Jorge Dorantes- porque no hay una respuesta concreta de la universidad. Lo que nos entregaron es lo mismo de sesiones anteriores”.

El abogado general de la UAM, Rodrigo Serrano Vásquez, indicó que al término de la huelga se pagará el 50 por ciento total de los salarios caídos durante la huelga, pues, dijo, “es lo que la universidad está en posibilidad de hacer”.

El sindicato y la UAM intercambiaron propuestas en materia de contratación de personal académico y de un convenio general relacionado con el contrato colectivo de trabajo, que serán analizadas en los próximos días.

De los Reyes Heredia dijo que la mayor afectación en esta huelga es que 58 mil estudiantes no han podido tener clases. Y señaló que la UAM ha explicado que no puede hacer propuestas distintas al sindicato porque no cuenta con recursos para ello.

Últimas noticias