2018, el año más violento; golpe igual al 24% del PIB

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. De acuerdo con la sexta edición del Índice de Paz México 2019 (IPM), que publica el centro de investigación internacional independente, Instituto para la Economía y la Paz (IEP), el 2018 fue el año más violento que se haya registrado y el nivel de paz en el país se deterioró 4.9 por ciento, lo que constituye el tercer año consecutivo a la baja.

En el documento, presentado en la Ciudad de México por Carlos Juárez Cruz, director del programa del IEP en México, se explica que el deterioro se debe al aumento en la tasa de homicidios, que pasó de 24 a 27 por cada 100 mil habitantes. Este laboratorio de ideas mundial detalla que el 69.4 por ciento de los asesinatos se cometieron con un arma de fuego.

Acompañado por Rocío Culebro, directora ejecutiva del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia y Leonel Fernández, director de fortalecimiento de la sociedad civil del Observatorio Ciudadano, Juárez Cruz, detalló que el impacto de la violencia en 2018 alcanzó 5.16 billones de pesos, lo que equivale al 24 por ciento del Producto Interno Bruto.

Para estudiar el nivel del paz de este índice, el centro de investigación empleó cinco indicadores: tasa de homicidio, delitos con violencia, delitos cometidos con armas de fuego, cárcel sin sentencia y crímenes de la delincuencia organizada.

En este contexto, el IPM registra un retroceso en los niveles de paz en 22 estados de la República Mexicana y mejoras únicamente en 10.

Explicó que la cifra se obtuvo al medir los costos directos que implica desplegar medidas de contención de la violencia así como los indirectos, que contemplan aspectos como la falta de productividad por miedo.

La investigación del IEP exhibe que la inversión de México en su sistema de justicia penal aún es insuficiente, lo que promueve que 97 por ciento de los delitos no se castiguen.

Resalta que nuestro país es el que dedica menos presupuesto a su fuerza policial y sistema judicial en términos porcentuales del PIB de las naciones miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Detalla que en 2017, los estados registraron una mediana de 110 elementos de seguridad pública por cada 100 mil habitantes, lo que muestra falta de recursos humanos suficientes. Según datos más recientes, México tiene sólo 3.5 jueces y magistrados por cada 100 mil habitantes, muy por debajo del promedio global que es de 16. Este déficit de jueces se traduce en menos casos vayan a tribunales y contribuye a bajas tasas de condena.

Ante este panorama, Carlos Juárez Cruz destacó que México no sólo debe invertir más en sus sistemas de justicia e instituciones sino de forma más inteligente.

Últimas noticias