"México es una enorme fosa clandestina", afirma Encinas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Martes 5 de febrero de 2019. México es una enorme fosa clandestina y enfrenta una crisis humanitaria en materia de desapariciones, la cual ha dejado al menos 40 mil casos, reconoció el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Por ello, anunció una estrategia nacional para combatir este delito.

El mandatario federal indicó que esta crisis es consecuencia de una política fracasada, inhumana y corrupta (modelo neoliberal) que ya no puede volver a imponerse en el país.

Por su parte, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, refirió que nunca más habrá en el país una guerra para combatir delitos que lleven a esta situación de tragedia nacional y violación a los derechos humanos. Lamentó que México se haya convertido en los años recientes en una enorme fosa clandestina.

Ayer el tema central en la conferencia de prensa matutina del presidente López Obrador fue la presentación del plan contra las desapariciones, y ahí externó el compromiso de su gobierno para nunca más utilizar la fuerza y declarar la guerra para enfrentar problemas de inseguridad.

A las víctimas y sus familiares, siempre nuestro pesar por su sufrimiento. Estamos hablando de más de un millón de víctimas, ese fue el saldo desde que se declaró la guerra absurda para enfrentar la violencia. (Haremos) todo lo humanamente posible para saber de los desaparecidos y ayudar a sus familias. No van a faltar recursos, subrayó el titular del Ejecutivo federal.

Encinas, en tanto, aseveró que la administración de Enrique Peña Nieto incurrió en una profunda simulación en las acciones en torno a las desapariciones, por lo que en este sexenio se dará un giro radical para atender este problema.

De entrada, dijo, el gobierno federal asumirá como una responsabilidad de Estado buscar a las personas ausentes –papel que ante las omisiones oficiales de las dos pasadas administraciones han tomado las familias–; además, se castigará a los responsables, caiga quien caiga, y en caso de que sean agentes del Estado se seguirá la cadena de mando.

Además, precisó, se exigirá el compromiso de los gobernadores para enfrentar el problema.

Se estima que actualmente existen 40 mil personas desaparecidas, más de mil 100 fosas clandestinas y alrededor de 26 mil cuerpos sin identificar en los servicios forenses. Eso da cuenta de la magnitud de la crisis humanitaria y de violación a los derechos humanos que estamos enfrentando y que debemos superar. Ha habido avances en la elaboración de leyes, pero lamentablemente en su implementación no solamente no se ha cumplido con los objetivos planteados, sino que se ha caído en una profunda simulación, indicó el funcionario federal. 

Simulación 

Parte de esa simulación, enfatizó, se dio en el tema presupuestal para la Comisión Nacional de Búsqueda, a la que se asignaron 468 millones 946 mil pesos en 2018, pero sólo se ejercieron 6 millones.

Indicó que el plan contará con una serie de beneficios de colaboración eficaz y mecanismos de protección de testigos para aquellas personas que proporcionen información para el esclarecimiento de los hechos.

El subsecretario Encinas detalló que la mayoría de los 40 mil casos de desaparición son de jóvenes de entre 17 y 29 años de edad; entre 8 y 10 por ciento son migrantes y también hay un número importante de mujeres y menores de edad.

“Hay un número significativo de mujeres que están vinculadas –lamentablemente– al delito de trata de personas y tenemos desaparición infantil de manera creciente. La violencia contra los niños ha crecido de manera significativa en los años recientes y habrá un programa especial que estamos trabajando con el Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes”, adelantó.

Últimas noticias