Gana Santa Lucía consulta sobre aeropuerto, reportan

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La opción de un aeropuerto de Santa Lucía ganó en la consulta convocada por el equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, según el reporte de la consulta, difundido esta noche.

Del total de participantes en la consulta, un millón 067 mil 859 participantes, 310 mil 463 apoyaron la continuación de las obras en Texcoco, informó Enrique Calderón Alzati, de la Fundación Rosenblueth, que realizó el cómputo.

En contraste, 747 mil participantes apoyaron la opción de construir la terminar en la actual base aérea de Santa Lucía y de reforzar el actual aeropuerto internacional Benito Juárez.

Calderón Alzati dijo que se computaron hasta ahora 98.18 casillas, y que las entidades donde hubo más participación fueron estado de México, Ciudad de México y Veracruz.

Resaltó que con las casillas capturadas “podemos decir que 29 por ciento votaron por Texcoco y 69.95 votaron por Santa Lucía”. Hubo 2 mil 722 votos anulados.

El vocero Jesús Ramírez, indicó que el presidente Enrique Peña Nieto “tendrá que respetar la decisión que en este momento se está tomando y lo que conduzca una vez que haga el anuncio formal el presidente electo Andrés Manuel López Obrador”, este lunes a las 10 de la mañana.

Afirmó que todo el proceso de la consulta está abierto al escrutinio público, tanto los resultados de casilla, como las propias boletas, el funcionamiento de la aplicación, que “además fue verificado por muchos periodistas y eso consta tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación”.

Indicó que ni las “dificultades de la aplicación”, ni los casos de votación múltiple que se presentaron afectan los resultados.

“Estos son bastante claros, son marginales estas conductas que se presentaron, y destacamos la enorme participación ciudadana, la alegría con que se han presentado” a votar. La gente acudió con toda libertad, manifestó.

El millón 67 mil 859 votantes dieron el mensaje para “construir un nuevo país”, subrayó, e indicó que la consulta fue “un proceso democrático, de Estado de derecho y con participación social.

“Podemos estar tranquilos los mexicanos de que se va a cumplir con la palabra y que no se va a privilegiar ningún interés económico”, afirmó.

Aseguró que en el transcurso de esta semana se va a transparentar el costo del proceso, cómo sé financió la consulta -que duró cuatro días-, cuánto costó la impresión de las boletas, los materiales y su traslado; “todo será transparente”, prometió.

Por su parte, el consejo consultivo de la consulta manifestó que 2018 cerrará como un año inédito para la historia política de México porque la ciudadanía “ha iniciado la demanda histórica de su derecho a intervenir de manera constante en la toma de decisiones del Poder Ejecutivo.

“Esta será la primera vez en la historia reciente de México que un Presidente de la República tome una decisión sustentada en una consulta ciudadana. Este proceso no es menor: abre una trayectoria de transformación para la participación ciudadana y la toma de decisiones de impacto histórico”.

Afirmó, en un pronunciamiento, que “esta consulta se sustenta en el artículo sexto constitucional en torno a la manifestación de ideas. Al ser un ejercicio ciudadano que no se enmarca en el artículo trigésimo quinto constitucional o en la ley de consultas, no atenta contra ninguna normativa, antes bien, fortalece la vida democrática al sustentarse en la legitimidad que le otorga una consulta popular. Ésta semana de la auto-organización ciudadana”.

Con este ejercicio, añadió, se comprueba que “la nación demanda su espacio para hacer valer su voz y rechaza la vieja práctica en la que solo una minoría tiene el poder para decidir el futuro del país. Con esta consulta se comprueba la vocación inclusiva y participativa del nuevo gobierno, así como su voluntad de avanzar en dotar de derechos políticos inéditos de democracia participativa a los mexicanos”.

Admitió que como todo proceso fundacional, “la consulta tuvo fallas y errores, sin embargo, fueron mínimos y de ningún modo alteraron el sentido general y preponderante de los resultados, por lo que éstos son confiables y representativos. Estamos ante el surgimiento de un ejercicio pacífico y ejemplar, donde la ciudadanía participó de manera informada, responsable y libre.

“Celebramos el debate público y reconocemos que este proceso de consulta permitió poner en primer plano del debate nacional los aspectos socioambientales, económicos, financieros y técnicos de un proyecto que hasta hace pocos meses era opaco y del que se contaba con poca información”.

Últimas noticias