No habrá respuesta hostil a la caravana: Navarrete

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, dijo que el gobierno mexicano no caerá en exigencias de otro país, para resolver "con una reacción hostil" el tema de la caravana de migrantes en la frontera sur.

"En este momento, la decisión que ha tenido el gobierno de la República es dialogar, agotar condiciones de diálogo cuando el ofrecimiento ha sido sincero, de que queremos una migración ordenada y documentada, y que no vemos a los migrantes como criminales", señaló.

En conferencia de prensa precisó que hasta hoy han recibido mil 128 solicitudes de refugio; han atendido en el recinto ferial de Tapachula, Chiapas, a mil 028 personas y se ha registrado la solicitud de retorno a Honduras de 366.

Aunque garantizó a los migrantes no serán deportados de manera masiva, informó que se analiza la manera de atender esa franja a fin de disuadir la percepción de México como país de frontera abierta.

En cuanto a las recientes declaraciones del presidente Estados Unidos, Donald Trump, quien lamentó que según el la policía y el ejército mexicano no puede detener la caravana, el secretario respondió:

“El gobierno mexicano respeta cualquier declaración de Presidente alguno en cualquier parte del mundo y exige respeto a sus nacionales, a sus decisiones soberanas y a las acciones que toma…No hemos enviado personal del ejército a esta circunstancia. La Policía Federal ha participado de manera ordenada y desarmados”, dijo.

Sin embargo, dijo Navarrete Prida, no se puede precisar el número de quienes pasaron a México de manera irregular, aunque por el flujo de la caravana en la zona colindante con Guatemala, habrían estado 5 mil personas.

“Los migrantes del grupo de hondureños que ingresaron irregularmente a nuestro país es un número indeterminado; si nos vamos a las cifras que pueden ser no solamente hondureños, sino guatemaltecos, salvadoreños, mexicanos que están ayudando, podríamos tener un número de 5 mil personas, pero lo que ha sido la caravana es un número inferior, y quienes han pernoctado en los parques públicos el número es bastante inferior, alrededor de 2 mil o 2 mil 300 personas”.

Pidió a los extranjeros en mención se acojan a los mecanismos legales y de eventual refugio; de lo contrario, subrayó, sería extremadamente difícil que logren su objetivo de llegar a Estados Unidos.

Aseguró que el Instituto Nacional de Migración ha “redireccionado” personal para la atención de solicitantes de refugio.

La Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, ante incremento de 300 por ciento de peticiones de esta protección, incrementó sus agentes de 38 a 150 personas, señaló.

En lo que va del año, informó, se han repatriado, de manera asistida, a 82 mil 166 personas procedentes del Triángulo del Norte de Centroamérica, integrado por Guatemala, Honduras y El Salvador.

El dato emitido hoy por el secretario Navarrete revela un incremento sustancial del flujo migratorio procedente de esa región.

En este momento, el total de alojados en estaciones migratorias es de 4 mil 273 extranjeros.

El funcionario pidió a la población acudir a este registro y servicios; garantizó que ello no es un mecanismo para la deportación.

Dijo que el gobierno Mexicano reconoce que el migrante no es un criminal y, por el contrario, nuestro país ha abogado por el tránsito de personas ordenada, es decir, documentada.

En este contexto dijo que México está actuando de buena fe porque en términos estrictos no procedería el refugio de los hondureños porque no cumplen – aseguró- con alguno de los supuestos que marca la ley: ser apátrida o proceder de una nación con violencia extrema.

Dijo que el pasado viernes se decidió abrir la puerta en la frontera ante el riesgo de muertes por aplastamiento, en especial de los niños, ancianos y mujeres que fueron puestos hasta delante, como “escudo” de la caravana.

Últimas noticias