Desde el mediodía, caras largas en los búnkers de Por México al Frente

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Es probable que horas antes de que salieran los canales de televisión comercial con las primeras encuestas de salida anticipando el triunfo arrasador de Andrés Manuel López Obrador en la carrera presidencial, en la cabeza de algunos líderes y estrategas de la candidatura de Ricardo Anaya sonaran las notas del Wallace Hartley Band, aquellos valientes músicos que, según los sobrevivientes, empuñaron violines y violonchelos mientras el Titanic se hundía. Para la coalición Por México al Frente el naufragio ya había comenzado.

Se podía anticipar desde el mediodía, cuando los líderes y voceros de los partidos políticos que integran el frente se presentaron ante la prensa en los salones del hotel Camino Real que alquilaron: 13 dirigentes, sin ocultar las caras largas, subieron a un escenario mal iluminado para ofrecer un brevísimo y pobre mensaje. Pocas palabras en voz del líder panista Damián Zepeda externando frases de cajón: que esperaban una contienda reñida y que seguramente tendrían buenos resultados. Su semblante los desmentía.

Lea aquí la nota completa

Últimas noticias