México tendría que crecer 5% para crear demanda mínima de empleo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Instituto Belisario Domínguez (IBD), del Senado, destaca en su investigación, “Algunos factores del crecimiento económico del país: retos y oportunidades para el desarrollo”, que México tendría que crecer a tasas cercanas a 5% y sostenerlas al menos por cinco años para crear entre un millón y un millón doscientos mil empleos anuales, que son los requerimientos mínimos de la demanda de puestos de trabajo.

Se destaca en la investigación del IBD, que la magnitud del desafío es grande considerando el desequilibrio acumulado entre la oferta y la demanda del mercado de trabajo. Entre 2007 y 2011, el número de personas que se incorporó anualmente a la población económicamente activa fue de cerca de un millón, en tanto que los empleos formales crecieron en apenas 220 mil al año.

Resalta el IBD que la precarización del empleo, el subempleo y el sector informal fueron los que registraron la expansión más continua dentro de los indicadores de la ocupación, en el periodo 2010 a 2017.

Se señala en la investigación, que de acuerdo con especialistas, la economía mexicana creció 2.3 por ciento como promedio anual entre 1983 y 2018 y, si se desea enfrentar el rezago laboral, México tendría que expandirse a tasas cercanas al 5 por ciento y sostenerlas, por un periodo de cinco años, por lo menos, para crear los empleos que se requerirán.

Tan solo en la última década, entre 2006 y 2017 la demanda promedio fue de casi 900 mil empleos por año. Esa presión, se subraya, se mantendrá al menos dos décadas más, derivado de la transición demográfica que atraviesa el país. Por otra parte, se agrega la tasa media de desempleo abierto que fue de 4.4 anual y a ésta, la de disponibles o desocupados encubiertos (11 por ciento de la PEA en promedio), con ello el desempleo alcanzó prácticamente 16 por ciento.

En el estudio, se destaca que las condiciones de los trabajadores ocupados “tampoco son las mejores”, su precarización ha sido creciente. En 2017 , se señala, el 30 por ciento de los trabajadores no tenía acceso a los servicios de salud. Del total de asalariados subordinados 35.9 millones -en 2017-, 45 por ciento no dispone de cobertura de salud, ni de contrato laboral escrito y 37 por ciento no tiene prestaciones sociales”.

Asimismo, se apunta en la investigación, los trabajadores subempleados promediaron 3.7 millones de personas, es decir, 7.1 por ciento de los ocupados y en el mercado informal estaban 29. 8 millones de trabajadores, esto es 56.9 por ciento de los ocupados.

Últimas noticias