Aprueban en San Lázaro minuta de “objeción de conciencia”

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En una sesión con apenas el quórum legal, PRI y PAN aprobaron la minuta que permite a médicos, enfermeras, técnicos y auxiliares del Sistema Nacional de Salud, negarse a participar en prácticas que “contravengan su libertad de conciencia”, como la eutanasia y el aborto.

La minuta que reforma la Ley General de Salud, para establecer la llamada “objeción de conciencia”, fue aprobada con apenas 53 votos a favor, 15 en contra y una abstención y fue turnada al ejecutivo federal para su promulgación, entre protestas de la oposición de izquierda que lo consideró “un albazo”.

Ante el pleno, senadores del PT Morena, del PRD e independientes advirtieron que recurrirán al amparo, ya que se violentó el debido proceso legislativo para aprobar al vapor y en tiempo récord esa minuta, cuyo dictamen fue votado una noche antes por la Comisión de Salud, ayer se pasó a firma a los integrantes de las demás comisiones y luego se turnó al pleno, donde se le dispensó la primera y segunda lectura.

El senador Alejandro Encinas, junto con la también independiente Martha Tagle y la perredista Angélica de la Peña, plantearon una moción suspensiva, que fue rechazada por los priístas y panistas presentes, entre ellos Diva Hadamira Gastelum.

Encinas recalcó que se trata de una enorme regresión, a derechos consagrados en la Constitución y vulnera el carácter laico del Estado Mexicano al subordinar las convicciones personales, religiosas y morales a la responsabilidad del Estado de garantizar la vida y el bienestar de los ciudadanos.

Recordó que el debate no es nuevo y comenzó en el 2013 cuando el partido Encuentro Social presentó esa iniciativa en la Camara de Diputados. En esa fecha, la Secretaría de Salud emitió una opinión jurídica, que refrendó en el 2016 en el sentido de que no es acorde con los principios que rigen la práctica médica, toda vez que subordina los servicios del Salud del Estado mexicano a creencias ideológicas de carácter subjetivo.

La senadora De la Peña, advirtió que esa reforma la impulsaron los panistas y a ello se suman los priístas para contrarrestar las leyes que permiten el aborto en la Ciudad de México y otras entidades. “Por fin se te hizo Chema”, recalcó, en referencia al ex panista José María Martínez, quién recién se integró a Morena.

Este último justificó la reforma y lo mismo hizo el también ultraconservador senador panista Víctor Hermosillo, quién en tribuna dijo que una mujer puede decidir sobre su cuerpo, siempre que no esté embarazada.

El también blanquiazul Jorge Luis Preciado intervino para defender el derecho de los médicos a decidir si practican un aborto o desconectan a una persona “para que deje de vivir” y ello provocó indignación entre legisladoras del PRD y PT Morena, quienes recordaron los audios que se filtraron hace años, en que presuntamente obliga a su pareja e interrumpir un embarazo.

Después de ello, los senadores se fueron a gozar del puente de Semana Santa. Once días de asueto, ya que regresan a sesionar el martes 3 de abril.

Últimas noticias