Pueblos originarios llaman a que ‘los vean y oigan’ en CDMX

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En su insistencia por organizarse al margen de los partidos y de las formas de gobierno de la Ciudad de México (CDMX), que los ignoran y sirven para despojarlos, los pueblos originarios llamaron a los habitantes de la Cuenca de México a que los vean y oigan: "luchen con nosotros para revertir la crisis ambiental, social y política en que se encuentra sumida la ciudad".

Organizados en la flamante Asamblea Autónoma de los Pueblos de la Cuenca de México (AAPCM), realizaron un encuentro en el panteón tradicional de Los Reyes Hueytlilac, Coyoacán. Los panteones también se han vuelto escenario de las luchas de los pueblos y barrios capitalinos, que reivindican los espacios de sus muertos como parte de sus vidas; en muchas ocasiones los cementerios y los atrios de las iglesias católicas son el único territorio al que tienen acceso, devorados como están por la mancha urbana.

Representantes comunales de siete delegaciones (Milpa Alta, Tlalpan, Magdalena Contreras, Cuajimalpa, Iztapalapa, Tláhuac y Ávaro Obregón) declararon de manera conjunta: "Pueblos de la sierra y pueblos de la ciudad hemos decidido caminar juntos porque tenemos el mismo origen, porque somos hermanos y compartimos el arraigo a nuestra tierra y nuestra cultura". Se dijeron "libres de gobiernos y partidos políticos, sin interlocutores ni líderes, sin patriarcas ni mandones que nos digan por dónde caminar".

Cruz Saavedra Carrasco, de La Candelaria Chinampac, deploró que "sin consultarnos nunca, las autoridades han hecho lo que han querido con nuestros pueblos. Nos han impuesto la ciudad sin ningún respeto. Ahora quieren poner un condominio de más de 100 departamentos en la entrada tradicional de La Candelaria, uno de los pocos espacios de nuestra identidad. Ya ven Tetelpan, le quedan dos cuadras del pueblo original".

La AAPCM comparte la convicción de que pese al saqueo, la Constitución ampara sus derechos como pueblos originarios. Al decir de un representante de Los Reyes, "muchas zonas de la CDMX son ilegales". Por ello Francisco Pastrana, de Milpa Alta, sostiene que es momento de exigir "la reconstitución de nuestros territorios", demanda que se conjuga con las del movimiento indígena a nivel nacional. Acompañado y respaldado por Julián Flores Aguilar, representante general de bienes comunales de Milpa Alta, Pastrana informó que en diciembre le fue entregada la declaración fundacional de la AAPCM al presidente de la Asamblea Legislativa de la CDMX, Leonel Luna Estrada, y lo emplazaron a dar una respuesta.

"Los pueblos originarios del sur de la Cuenca de México hemos redactado y suscrito una declaratoria que, conforme a nuestros sistemas normativos, constituye una ley para nuestros pueblos", comunicaron al legislativo. "Exigimos una nueva relación entre los pueblos originarios y la Asamblea Legislativa, que se sustente en el reconocimiento de que tenemos la propiedad colectiva de más de la mitad del territorio del Distrito Federal (sic)". Demandaron "respeto total" al carácter pluricultural del DF.

De manera particular, la AAPCM se dirigió a fines de 2017 a la precandidata de Morena al gobierno de la CDMX, Claudia Sheibaum, pues enviados suyos se han acercado a la AAPCM: "El camino no es besar manos, hacer reverencias a los candidatos, cargar una manta o un banderín e ir a echar porras. Nuestra verdadera participación sucede en nuestras asambleas", apunta la carta que le entregaron personalmente. "No queremos cargos públicos". Así como a la Asamblea Legislativa, la AAPCM demandó a Sheinbaum y al "movimiento político del que forma parte" que acepte que son "la única representación legal y legítima de las comunidades, ejidos y organizaciones que formamos parte de ella".

Pastrana afirmó: "Los políticos ignorantes nos han llevado a la destrucción del medio ambiente". Y reiteró al gobierno de Miguel Ángel Mancera que respetar a los pueblos del sur de la demarcación "es la única forma de salvar a la CDMX del colapso al que se dirige".

Se sucedieron ejemplos del abuso urbanístico. Un representante de Magdalena Conteras denunció al gobierno de la CDMX por concesionar "toda la delegación" a la empresa Gas Natural para adueñarse del suministro de gas sin consultar a los pobladores. "Rompen una calle en una hora y ya no hay para atrás. Pasean carros con sonido ofreciendo regalos y prometiendo maravillas para engañar a la gente. Su calidad es pésima, apenas en noviembre causaron una explosión en Nuevo León que destruyó una manzana. Mancera les 'regaló' a ciudad, pero ya formamos brigadas y por las noches tapamos las excavaciones que Gas Natural impone en nuestras colonias".

Últimas noticias