Mario Villanueva llega este mediodía a México

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid, arribará de Estados Unidos entre 11 y 12 de la mañana a México, donde lo aguarda una condena de 22 años, 7 meses y 11 días.

El Chueco, como se le conoce, llegará en vuelo comercial a la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, luego de permanecer recluido seis años siete meses, confirmó su hijo Carlos Mario Villanueva Tenorio.

De ahí será entregado a las autoridades migratorias junto con otros repatriados. Todo apunta a que será trasladado a un hospital para que valoren su estado de salud.

En contra de Villanueva Madrid está pendiente una sentencia condenatoria emitida en segunda instancia dentro del proceso penal 101/2003, del juzgado tercero de distrito de procesos penales federales en el estado de México.

El pasado lunes, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que “se están tomando todas las medidas necesarias para salvaguardar su integridad física considerando su estado de salud, en el marco del pleno respeto a los derechos humanos”.

El ex gobernador de Quintana Roo padece la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la cual sólo le permite tener capacidad de 40 por ciento de respiración, por lo que tiene que usar un tanque de oxígeno.

La PGR señaló que Villanueva Madrid “tiene pendiente cumplir con una condena de 22 años de prisión, impuesta por la autoridad judicial federal mexicana, por la comisión de los delitos de contra la salud y lavado de dinero, en la modalidad de colaborar al fomento para posibilitar la ejecución de ilícitos de esta índole, siendo calificado por cometerlo un servidor público encargado de prevenir y denunciar la comisión de delitos de contra la salud y del delito previsto en el artículo 115 bis, fracción I, inciso b) del Código Fiscal de la Federación, vigente hasta el 13 de mayo de 1996”.

En 1999, la Procuraduría General de la República (PGR), lo acusó de 13 delitos y solicitó a un juez cuatro órdenes de aprehensión, mismas que este concedió, según él, sin siquiera revisar los expedientes. El político priísta fue aprehendido en Cancún en mayo de 2001, luego de dos años dos meses de estar prófugo, acusado de recibir hasta 500 mil dólares por cada cargamento del cártel de Juárez que llegaba al estado.

Fue recluido en el Altiplano hasta junio de 2007, cuando fue liberado al ser absuelto de la mayoría de los delitos, excepto lavado de dinero, por el que se le impusieron seis años de prisión. Las sentencias absolutorias fueron echadas abajo por un magistrado de apelación y fue nuevamente condenado a 36 años y nueve meses por los delitos de fomento al narcotráfico y lavado de dinero.

Apeló de la sentencia, la cual se redujo a 22 años, que concluirá cuando Mario Ernesto Vilanueva cumpla 91 años, "pena que es una muestra más de la enorme saña con la que el gobierno mexicano me ha tratado" dijo en su momento el ex funcionario.

Últimas noticias