Pacto no amortiguará enojo social: organizaciones campesinas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El enojo social se está exacerbando, el gobierno no lo amortiguará con el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, pues todo el costo social y de la crisis económica se ha descargado en el pueblo, mientras que la clase política continúa gozando de bonos y compensaciones ofensivas, asentaron, por separado,  dirigentes del Movimiento Social por la Tierra (MST), Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas y Campesinos (UNTA), Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas (Coduc) y de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina (UFIC).

Consideraron que dicho Acuerdo es irreal por carecer de medidas para proteger el poder adquisitivo de las familias, nace muerto pues tiene poca credibilidad y con dicho documento se trata de ocultar la política entreguista y económicamente depredadora del gobierno y aprobada por la mayoría de los partidos políticos.

Álvaro López Ríos, de la UNTA, comentó que el presidente Enrique Peña Nieto “puede anunciar un pacto diariamente con los espurios y potentados pero eso no calmará los ánimos ni la movilización generada por el gasolinazo”.

Agregó que para adquirir los productos de la canasta básica, ahora se necesitan tres salarios mínimos o un aumento de 200 por ciento; en el país 36 millones de los 52 millones de personas ocupadas tienen ingresos menores al salario mínimo.

El acuerdo no precisa cuáles serán los beneficios para la población de escasos recursos ; es “un pacto de la cúpula del presidente Peña Nieto y sus corifeos que no tendrá ningún efecto positivo entre la población”, abundó.

Rocío Miranda, presidenta de la UFIC, apuntó que el citado acuerdo no consideró la participación de la sociedad ni de todos los actores políticos y económicos del país. La unidad nacional se reflejará cuando haya austeridad presupuestal en los partidos políticos, en el Instituto Nacional Electoral y en los altos mandos de la burocracia gubernamental, así como en los ingresos de los diputados y senadores.

Es lamentable que se retorne a los pactos económicos del priísmo del siglo pasado, en medio de las crecientes protestas en el país por el gasolinazo, pero además improvisado, incompleto e insuficiente porque adolece del consenso social. “Ese acuerdo está destinado al fracaso”.

Francisco Chew, del MST, expuso que el gasolinazo es producto de la reforma energética, la cual también el despojo de la tierra a ejidos y comunidades, abre un enorme boquete a las finanzas públicas. El gobierno está exhibiendo el fracaso de su política económica. Y energética.

Los dirigentes el MST, Coduc y UNTA –que conforman el Frente Auténtico del Campo-  asentaron que la protesta social no se detendrá por el acuerdo; informaron que el 31 de enero se concentra un contingente de miles de sus integrantes en el Monumento a la Revolución dentro de las acciones de protesta contra el gasolinazo.

Últimas noticias