Con dinero comunista se financió el fraude a Trump, dice su abogada

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Sábado 21 de noviembre de 2020. Atlanta. El empeño del presidente Donald Trump por anular los resultados de las elecciones del 3 de noviembre recibió otro golpe ayer cuando Georgia certificó la victoria por un estrecho margen del republicano Joe Biden.

Sydney Powell, una de las abogadas de Trump, denunció una inmensa influencia de dinero comunista desde Venezuela, Cuba y probablemente China, que interfirió en las elecciones. Powell afirmó que las máquinas de votación utilizadas fueron creadas en Venezuela por Hugo Chávez para asegurarse de que nunca perdiera una elección, e indicó que los sistemas estuvieron configurados para tomar porcentajes de los votos de Trump para atribuirlos a Biden.

Cuba calificó de calumnias e informaciones falsas las acusaciones de su supuesta injerencia en el proceso electoral de Estados Unidos.

El magnate invitó a líderes de Michigan de su partido a la Casa Blanca para evitar que certifiquen los resultados de la victoria de Biden en ese estado, informó el diario New York Times. Más tarde, la Casa Blanca negó la versión.

En tanto, el principal funcionario electoral de Georgia certificó los resultados que mostraron que Joe Biden ganó los comicios presidenciales al mandatario republicano Donald Trump.

Los resultados, certificados por el secretario de Georgia, Brad Raffensperger, dieron a Biden 2.47 millones de votos; a Trump, 2.46 millones, y a la activista libertaria Jo Jorgensen, 62 mil 138. Biden aventajó a Trump por 12 mil 670 votos (0.25 por ciento).

La certificación de los resultados informados por los 159 condados del estado se dio tras un recuento a mano de las 5 millones de papeletas depositadas en la contienda. El escrutinio derivó de una auditoría requerida por una nueva ley estatal y no fue en respuesta a ningún problema con los resultados del estado. La auditoría tuvo como propósito confirmar que las máquinas de votación tabularon correctamente los votos.

Los números no mienten... Las cifras reflejan el veredicto del pueblo, no una decisión de la oficina del secretario de Estado ni de las cortes ni de los equipos de campaña, señaló Raffensperger en el Capitolio estatal. Biden es el primer candidato presidencial demócrata que gana en Georgia desde 1992.

Con la puerta aparentemente cerrada de golpe en Georgia y castigado por una serie de derrotas en los tribunales, el equipo de Trump está depositando sus esperanzas en conseguir que las legislaturas controladas por republicanos en estados en disputa, y donde ha ganado Biden, no tomen en cuenta los resultados y declaren vencedor a Trump, según tres personas familiarizadas con el plan.

En ese contexto, Trump se reunió ayer en la Casa Blanca con los líderes legislativos del estado de Michigan; el jefe de los senadores estatales, Mike Shirkey, y el presidente de la cámara, Lee Chatfield, ambos republicanos, según una fuente de Michigan, que tiene previsto certificar los resultados el lunes y donde resultó ganador Biden.

Los dos legisladores escucharon lo que el Presidente, que solicitó la reunión, tenía que decir, refirió la fuente. Shirkey indicó a un medio de comunicación de Michigan a principios de esta semana que la legislatura no nombraría una segunda lista de electores.

Al llegar al Aeropuerto Nacional Ronald Reagan de Washington, Shirkey y sus colegas fueron recibidos por un enjambre de manifestantes. Algunos llevaban carteles que decían Vergonzoso, mientras otros cantaban certifique los resultados y respeten a los votantes de Michigan. Un manifestante preguntó: ¿Qué te ha prometido Trump?

La representante Debbie Dingell, demócrata de Michigan, calificó la reunión de totalmente inapropiada, en una conferencia de prensa con otros legisladores del estado, y prometió que los demócratas se resistirán a cualquier intento de anular la victoria de Biden.

CNN y el New York Times manejaron la versión de que Trump invitó a los líderes republicanos para evitar que certifiquen el lunes los resultados de la victoria de Biden en ese estado. Más tarde la Casa Blanca negó la versión.

Kayleigh McEnany, portavoz de la Casa Blanca, afirmó que el mandatario se reúne de manera rutinaria con legisladores de todo el país.

En una rueda de prensa ayer, el magnate aseguró que las compañías farmaceúticas, las firmas tecnológicas y los medios de comunicación procuraron su derrota electoral. También acusó a Pfizer de demorar deliberadamente el anuncio sobre el éxito de su vacuna contra el Covid-19 para impedir que ganara los comicios.

Por otra parte, Chris Krebs, uno de los principales funcionarios del Departamento de Justicia, calificó como la entrevista más peligrosa de la historia de Estados Unidos la ofrecida el jueves por Rudy Giuliani, el abogado de Trump, en la que éste aseguró que existía un plan a escala nacional para sacar al magnate de la Casa Blanca mediante un fraude masivo y sin aportar pruebas.

En tanto, Orlando Hall, un afroestadunidense de 49 años condenado a muerte por el secuestro, violación y asesinato de una joven de 16 años, fue ejecutado en Estados Unidos, en un hecho que rompe la tradición según la cual los presidentes salientes no relectos las suspenden, mientras Biden celebró su cumpleaños número 78 y el hijo de Giuliani dio positivo a Covid-19.

Últimas noticias