La UE y GB, sin avances sobre un acuerdo pos-Brexit

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Bruselas. La Unión Europea (UE) propuso ayer mantener las negociaciones sobre la relación pos-Brexit, pero dejó a Londres la responsabilidad de dar los pasos necesarios para lograr un acuerdo, en un gesto que el gobierno británico consideró decepcionante. En el primer día de una cumbre en Bruselas para discutir este asunto, los 27 líderes europeos lograron un delicado equilibrio entre la firmeza y la apertura a mantener las negociaciones.

Londres no escondió su molestia y adelantó que hoy podría decidir si continúa en la mesa de negociación, informó el jefe de la delegación británica, David Frost, quien dijo estar sorprendido de que la UE ya no se comprometa a trabajar duro en lograr un acuerdo, y de que los 27 pidan más esfuerzos a Londres.

Reino Unido abandonará el bloque el 31 de diciembre de este año, por lo cual desde los primeros días de enero Londres y Bruselas buscan determinar cómo funcionará su relación a partir de 2021, sin llegar todavía a un entendimiento.

Cuando se logre dicho pacto, éste aún deberá ser ratificado por Londres y las 27 capitales europeas antes de fin de año, por lo que este retraso afecta el cronograma.

Frost apuntó que el gobierno del primer ministro Boris Johnson analizará hoy la situación.

Mientras, el Consejo Europeo invitó a Frost a seguir en las negociaciones y trabajar por una salida satisfactoria para todos.

No obstante, la instancia apremió a los países miembros a estar preparados para cualquier escenario, incluido uno en el que se llegue a fin de año sin un arreglo.

Según con el documento de conclusiones de la reunión de ayer, que básicamente responsabiliza a los británicos de los nulos resultados, los dirigentes europeos dejaron claro que no desean una ruptura ni un Brexit sin acuerdo.

Por ello, no sólo pidieron al principal negociador, el francés Michel Barnier, que siga discutiendo en las próximas semanas, sino que además mencionan la determinación de la UE de tener una sociedad tan próxima como sea posible con Reino Unido.

Barnier propuso empezar una nueva ronda de negociaciones en Londres la próxima semana, en un esfuerzo por tratar de acordar algo este mes.

Las preocupaciones de Europa se centran en las reglas de competencia leal, cómo será su control y garantizar el acceso a aguas británicas a flotas pesqueras de la UE.

En cuanto al marco legal de la ruptura, el titular del Consejo Europeo indicó que Reino Unido debe aplicar el acuerdo de retirada en forma plena y punto final, en referencia a los cambios unilaterales impulsados por Johnson. De acuerdo con Barnier, la UE estaba lista para un esfuerzo razonable sobre los derechos de pesca.

De acuerdo con The Independent, Gran Bretaña se separó, de hecho, de puntos que ya se habían acordado con la UE al aprobar una ley de mercado interno, por lo que líderes europeos exigieron ser más estrictos en cualquier trato con Londres, dijeron fuentes diplomáticas.

 

Últimas noticias