Renuncia senador de Brasil que escondió dinero en su ropa interior

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Sao Paulo. Un legislador brasileño renunció a su cargo como representante del gobierno del presidente Jair Bolsonaro y fue suspendido del Senado después de que la policía allanó su casa y encontró dinero en la ropa interior que vestía.

La policía federal indagó al senador del estado de Roraima, Chico Rodrigues, como parte de una pesquisa por la supuesta malversación de fondos para el combate al Covid-19, de acuerdo con la suspensión de 90 días que le ordenó Luís Roberto Barroso, juez del Supremo Tribunal Federal.

En un principio, la policía encontró 10 mil reales (mil 780 dólares) y seis mil dólares en una caja fuerte en la residencia de Rodrigues el miércoles, momento en que el legislador preguntó si podía ir al baño, de acuerdo con el reporte policial, parte del cual se incluye en el fallo de Barroso. Mientras Rodrigues se alejaba, un agente notó que el senador traía un bulto rectangular en el interior de sus pantaloncillos.

“En su ropa interior, cerca de sus glúteos, se hallaron fajos de billetes por 15 mil reales (dos mil 675 dólares)", indicó el reporte. The Associated Press tuvo acceso al fallo.

Tras preguntarle tres veces si tenía dinero adicional escondido, el senador se metió la mano a regañadientes en la ropa interior y sacó más billetes, ahora por un total de 17 mil 900 reales (tres mil 200 dólares), según el reporte.

En una inspección subsecuente la policía encontró 250 reales (45 dólares) adicionales dentro de sus calzoncillos. Existe un video de esa búsqueda, mismo que Barroso escribió en su fallo que se negaba a entregar al Senado debido a que fue efectuada “bastante adentro de la ropa íntima de (Rodrigues)” y podría provocar “mayor incomodidad”.

Barroso escribió que la decisión de Rodrigues de ocultar el dinero indicaba irregularidades y dejó entrever la posibilidad de decretar un encarcelamiento preventivo. El Senado puede votar para revertir la suspensión.

"Mi hogar fue invadido por haber hecho mi trabajo como legislador, obtener recursos para el Estado para combatir el Covid-19”, aseguró Rodrigues en un comunicado. “Creo en la justicia y demostraré que no tengo nada que ver con ningún acto ilícito”.

Horas antes del jueves, Rodrigues renunció como representante del gobierno de Bolsonaro en el Senado, de acuerdo con la gaceta oficial de la nación.

Bolsonaro ganó la presidencia en gran parte debido a su promesa de enfrentar la delincuencia y la corrupción. Sin embargo, su dedicación en el combate a la criminalidad ha sido cuestionada después de que su ministro de Justicia, Sergio Moro, renunció al cargo este año al señalar que Bolsonaro había tratado de intervenir indebidamente en la policía federal. También hay pesquisas en curso a los hijos del mandatario, que son legisladores.

La noche del miércoles, poco después de que surgieran los primeros reportes en el portal noticioso Crusoe sobre la redada en la casa de Rodrigues, Bolsonaro dijo que patearía en el cuello a cualquiera en su gobierno al que se le detecten actos de corrupción.

En la capital Brasilia, Bolsonaro repitió el jueves sus declaraciones de que su gobierno no ha quedado manchado por escándalos como las administraciones anteriores. También aseguró que, a diferencia de los ministros y los directivos de empresas paraestatales, Rodrigues no forma parte de su gobierno.

“Estamos combatiendo la corrupción, sin importar de quién se trate”, dijo Bolsonaro cuando se le preguntó sobre el caso de Rodrigues, y añadió que la investigación es motivo de orgullo para el gobierno.

Rodrigues es miembro de una comisión conjunta del Congreso encargada de implementar el presupuesto para combatir el Covid-19.

 

 

 

 

 

Últimas noticias