Crece presión contra Rusia tras verificar que Navalny fue envenenado

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Berlín. Alemania y Francia aumentaron el lunes la presión contra Rusia después de que laboratorios franceses y suecos confirmaran el envenenamiento del opositor ruso Alexéi Navalny con Novichok.

El gobierno alemán reiteró "el llamado a Rusia para que aporte explicaciones sobre lo que pasó", advirtió el portavoz del gobierno de Angela Merkel, Steffen Seibert.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, mantuvo una conversación con su homólogo ruso, Vladimir Putin, y le instó a "arrojar la luz, sin demora" sobre el "intento de asesinato" del opositor. Para el mandatario ruso, estas acusaciones no tienen ni "apoyo ni fundamento".

Navalny, un abogado de 44 años que denuncia desde hace tiempo la corrupción en las élites rusas, está hospitalizado en Berlín por envenenamiento desde el 22 de agosto.

Tras salir del coma tres semanas después, su estado de salud ha ido mejorando, y este lunes el hospital Charité donde está ingresado indicó que "al paciente se le ha retirado de manera exitosa la ventilación mecánica". "Es capaz de levantarse de la cama por breves periodos de tiempo", agregó el establecimiento.

Arma química 

Un laboratorio militar alemán concluyó el 3 de septiembre que el opositor ruso fue envenenado con un potente agente neurotóxico, unas afirmaciones que Moscú niega.

Seibert señaló el lunes que Alemania pidió a Francia y Suecia "una revisión independiente de la evidencia alemana a partir de nuevas muestras de Navalny".

"Los resultados de esta revisión en laboratorios especializados de Francia y Suecia están disponibles y confirman la evidencia alemana", dijo el vocero de Merkel.

Últimas noticias