Ex líderes británicos critican el plan de Brexit de Johnson

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Londres. Dos ex primeros ministros británicos que jugaron papeles clave para llevar la paz a Irlanda del Norte unieron fuerzas este domingo para instar a los parlamentarios a rechazar los planes del gobierno de ignorar el acuerdo de Brexit con la Unión Europea, afirmando que pone en peligro la paz y daña la reputación británica.

En un artículo en The Sunday Times, John Major y Tony Blair arremetieron contra el actual gobierno británico por “avergonzar” al país con un proyecto legislativo que contradice partes del acuerdo ya firmado para permitir una salida suave de la Unión Europea.

Major, que es conservador, fue primer ministro entre 1990 y 1997, mientras que Blair, su sucesor laborista durante una década. En su columna afirmaron que la Ley de Mercado Interno de Johnson “pone en duda la misma integridad” de Reino Unido.

“Esta acción es un bochorno para el gobierno y avergüenza a nuestra nación”, añadieron.

El proyecto de ley, que se debatirá esta semana en el parlamento, ha provocado una gran indignación en la UE porque socavaría la supervisión acordada del bloque sobre el comercio entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte si no se consigue un acuerdo comercial entre Londres y Bruselas.

El gobierno británico admitió que la medida incumpliría el derecho internacional, pero alega que es una garantía en caso de que no se consiga un acuerdo con la UE para final de año. Johnson dijo que la ley hace falta para poner fin a las amenazas de la UE de imponer un “bloqueo” en el Mar de la Irlanda, lo que según el primer ministro podría “desguazar nuestro país”. Los líderes de la UE rechazan furibundos esa acusación.

El secretario británico de Justicia dijo el domingo a la BBC que la legislación era “una cláusula de 'romper este cristal en caso de emergencia'”, por si fuera necesario, y que él renunciaría si creyera que se había roto el estado de Derecho de forma “inaceptable”.

“No creo que vayamos a llegar a ese punto”, dijo.

El gobierno británico no ha dado visos de cambiar de rumbo y hay firmes preocupaciones de que las conversaciones sobre un acuerdo comercial entre Gran Bretaña y la UE puedan colapsar en cuestión de semanas. Si eso ocurre, ambas partes impondrían aranceles y otras trabas comerciales al comenzar 2021.

Últimas noticias