Indígenas brasileños bloquean vía hacia la Amazonia

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Martes 18 de agosto de 2020. Nuevo Progreso, Brasil. Decenas de indígenas kayapó mekragnoti bloquearon ayer por tiempo indefinido una importante carretera amazónica del estado brasileño de Pará, a fin de presionar al gobierno del neofascista Jair Bolsonaro para que los ayude ante la pandemia del coronavirus.

El pueblo kayapó mekragnoti culpó a las autoridades por la muerte de cuatro ancianos y las decenas de infecciones en su región, cerca de la ciudad Nuevo Progresso. Los líderes dijeron que personas ajenas a su territorio propagaron el coronavirus entre ellos porque no había restricciones para entrar a su tierra.

Aproximadamente 400 kayapós viven en 15 grupos separados en la región. Afirman tener pocos médicos, escaso equipo de protección personal y ninguna cama cercana de cuidados intensivos para pacientes con Covid-19.

El Ministerio de Salud dijo que el virus ha infectado a casi 20 mil indígenas y matado a por lo menos 338 de ellos. Los expertos creen que ambas cifras están muy por debajo de la realidad.

Un conteo del organismo Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil, basado en datos oficiales e información de líderes, indica que más de 25 mil indígenas se han infectado en el país y otros 678 han muerto por el virus.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que él sería el primero en su país en ponerse la vacuna rusa, para dar el ejemplo a la población. “Celebro que Rusia sea el primer país del mundo que va a vacunar a su población (…) Llegará el momento que nos vacunen a todos, el primero que se va a vacunar soy yo, me voy a poner la vacuna, voy a dar el ejemplo”, indicó a través de Venezolana de Televisión.

En Cuba, el presidente Miguel Díaz-Canel afirmó que el ejemplo de los colaboradores cubanos de la salud representa las convicciones del país y destruye las calumnias del imperialismo estadunidense.

Cuba envió brigadas sanitarias a más de una treintena de países y territorios que solicitaron su contribución para enfrentar el Covid-19, las cuales forman parte del Contingente Henry Reeve, especializado en situaciones de desastre y graves epidemias, fundado en 2005 por iniciativa de Fidel Castro.

En Chile, centenares de comerciantes ambulantes se aglomeraron frente a los centros comerciales en las comunas de Santiago y Estación Central, dos céntricas zonas de la capital que reabrieron sus tiendas luego de que las autoridades suavizaron la cuarentena, que se prolongó por cinco meses, con medidas sanitarias como el uso de mascarillas y el distanciamiento físico, aunque esta última no se respetó, por lo que un mall chino fue clausurado.

Chile registra 387 mil 502 casos y 10 mil 513 muertos por Covid-19.

El ministro del gobierno de facto de Bolivia, Arturo Murillo, aseguró que el ex presidente Evo Morales no regresa al país para enterrar a su hermana por cobardía.

Es un cobarde porque trata de victimizarse ante el mundo. Nadie lo está persiguiendo, lo único que persigue a Evo Morales es su conciencia, dijo el titular del Interior al asegurar que no hay ninguna orden que le impida regresar a la nación andina, aunque tiene abiertos varios procesos penales, algunos por terrorismo.

América Latina registra 241 mil 679 fallecidos y 6 millones 176 mil 16 infectados, según Afp.

En Estados Unidos, dos expertos independientes podrán inspeccionar el Immigration Centers of America-Farmville, un centro de detención de inmigrantes en Virginia donde ocurrió el peor brote de coronavirus de ese tipo de instalaciones en ese país, informó la juez Leonie Brinkema, en una audiencia efectuada por video ayer.

Más de 80 por ciento de los internados en ese centro dieron positivo al virus, y uno de ellos falleció.

Estados Unidos tiene 170 mil 277 decesos y 5 millones 421 mil 806 contagios, según la Universidad Johns Hopkins.

Últimas noticias