Primer ministro de Líbano anuncia la dimisión de su gobierno

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Beirut. El primer ministro libanés, Hassan Diab, anunció el lunes la dimisión de su gobierno, tras el "terremoto" provocado por la violenta explosión del puerto de Beirut.

El jefe del gobierno, que se presenta como independiente, culpó a la clase política tradicional de su fracaso, arremetiendo contra la "corrupción" que llevó a este "terremoto que golpeó al país". "Hoy, anuncio la dimisión de este gobierno", dijo en un discurso televisado dirigido a los libaneses.

Beirut, Líbano. 8 de septiembre de 2020. Miles de libaneses salieron a las calles a manifestarse para pedir cuentas a la clase política, a quien responsabilizan de la explosión que devastó una parte de Beirut con un saldo de más de 150 muertos, 6 mil heridos y unas 20 personas aún desaparecidas. A lo largo de la semana renunciaron varios diputados y fueron arrestados unos veinte funcionarios del puerto y de las aduanas, entre ellos el director general de aduanas Badri Daher y el presidente del consejo de administración del puerto Hassan Koraytem. El presidente Michel Aoun es criticado debido a que se opone a una investigación internacional. Hasta el momento las circunstancias de la explosión no han sido esclarecidas, sólo se sabe que habría sido provocada por un incendio que afectó un enorme depósito de nitrato de amonio.

 

El estallido de más de 2.000 toneladas de nitrato de amonio en un almacén el 4 de agosto acabó con la vida de 158 personas, hirió a más de 6.000 y destruyó parte de la ciudad mediterránea, coronando meses de deterioro político y económico y provocando airados llamados a la dimisión de todo el gobierno.

En un discurso televisado, el primer ministro Hassan Diab dijo que respalda los llamados de los libaneses comunes para que los responsables de "este crimen" sean juzgados.

Diab hizo el anuncio después de que el gabinete -formado en enero con el respaldo del poderoso grupo Hezbolá, respaldado por Irán y sus aliados- se reuniera el lunes, cuando muchos ministros manifestaron su deseo de renunciar, según fuentes ministeriales y políticas.

Diab dijo el sábado que pedirá el adelanto de las elecciones parlamentarias.

Las manifestaciones estallaron nuevamente el lunes en el centro de Beirut, con algunos manifestantes arrojando piedras a las fuerzas de seguridad que custodiaban una entrada que conduce al edificio del Parlamento.

Para muchos libaneses comunes, la explosión fue la gota que colmó el vaso de una crisis prolongada generada por el colapso de la economía, la corrupción y un gobierno disfuncional, por lo que salieron a las calles exigiendo un cambio radical.

Los ministros de Información y Medio Ambiente habían dimitido el domingo, así como muchos legisladores. La ministra de Justicia, en tanto, renunció el lunes más temprano.

El presidente del Líbano dijo con anterioridad que había material explosivo almacenado desde hacía años de forma insegura en el puerto. Más tarde dijo que la investigación evaluará si la causa fue una interferencia externa, negligencia o accidente.

 

 

Últimas noticias